Suministro de gas natural para Colombia está garantizado, responde Naturgas y Beneficio por Camisea fue mayor a US$41.000M entre 2000 y 2013

Suministro de gas natural para Colombia está garantizado, responde Naturgas 2015-02-19 10:00:14

El presidente de Naturgas, Eduardo Pizano, reiteró que no hay motivo en este momento para alarmas porque en el corto plazo está garantizado el suministro de gas natural, sobre todo para las viviendas, vehículos y pequeños comerciantes.

El suministro del gas natural está garantizado sin sobresaltos para los próximos años, respondió en un comunicado la Asociación de Gas Natural (Naturgas) donde explica que “Colombia hoy produce cerca de 1.160 millones de pies cúbicos día – mpcd de gas natural, y consume 1.036 mpcd. Esta capacidad de producción garantiza un volumen suficiente para atender el mercado del corto plazo”.

leer más


Beneficio por Camisea fue mayor a US$41.000M entre 2000 y 2013 2015-02-11 09:31:40

De ese total, la autoridad peruana refirió que el impacto para el sector privado fue de US$6.952 millones, en tanto que para el sector público fue por US$10.702 millones.

Lima. El gas natural de Camisea tuvo un impacto de US$41.576 millones entre el 2000 y 2013 en beneficio de la economía peruana, señaló el gerente general del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), Julio Salvador.

De ese total, refirió que el impacto para el sector privado fue de US$6.952 millones, en tanto que para el sector público fue por US$10.702 millones.

Asimismo, resaltó que el impacto en la balanza comercial de hidrocarburos fue de US$23.921 millones.

leer más


Asociación de Grifos propone fijar una sola unidad de medida para los combustibles 2015-01-30 12:12:39

Agesp refirió que las gasolinas se venden en soles por galón, el GLP vehicular en soles por litro, y el Gas Natural Vehicular (GNV) en soles por metro cúbico. La mayor confusión se da sobre todo entre el GLP y el GNV.

GE Oil & Gas obtiene contrato de 13 años para proveer servicios a Perú LNG 2015-01-23 15:43:44

GE Oil & Gas (NYSE: GE) anunció hoy la firma de un acuerdo contractual de servicios a largo plazo, a través de General Electric Internacional Perú, para brindar soporte a Perú LNG S.R.L. en la licuefacción del gas natural (GNL) en sus instalaciones de Pampa Melchorita. El nuevo acuerdo cubrirá los requerimientos de servicios de la planta durante 13 años.

En operación desde junio de 2010, Pampa Melchorita es la primera planta de producción de gas natural licuado de Sudamérica y tiene una capacidad de producción anual estimada de 4,4 millones de toneladas de GNL. Asimismo, el complejo consta de dos tanques de almacenamiento con una capacidad de 130,000 metros cúbicos de GNL cada uno; una terminal marítima, y una tubería de suministro. La planta de GNL es propiedad de PERU LNG S.R.L., una empresa respaldada por Hunt Oil Company, SK Innovation, Shell y Marubeni.

GE Oil & Gas cubrirá todos los requerimientos de mantenimiento (incluyendo piezas, reparaciones y servicios de campo) del tren de licuefacción de la planta, que se compone de 7EA GE unidades y compresores, junto con auxiliares asociados. El contrato también incluye los equipos de generación de energía en el sitio, compuesto por tres turbinas de gas aeroderivadas LM2500+ de GE y auxiliares. Adicionalmente, se proporcionará un equipo de expertos residentes para brindar soporte en todos los aspectos de mantenimiento de sus productos, así como un paquete de Predictividad para monitoreo de equipos a distancia.

“Nos complace firmar este nuevo acuerdo contractual de servicios con GE, ya que el mismo fabricante de equipos será quien proporcionará las piezas y servicios de reparación; así como los conocimientos técnicos, al contar con un equipo residente de ingenieros de campo de GE para asegurar una óptima fiabilidad y disponibilidad ante el potencial aumento de producción de nuestra planta de GNL”, dijo Igor Salazar, Gerente General de PERÚ LNG SRL.

“Este, que es el más reciente negocio ganado por GE Oil & Gas, es un testimonio de nuestro enfoque, compromiso, comprensión de las necesidades de nuestros clientes y sólida capacidad local y regional”, dijo Edgardo Torres, Líder Regional de Servicios de Turbomaquinaria en América Latina.

Acerca de GE

GE (NYSE: GE) trabaja en cosas que importan. Las mejores personas con la mejor tecnología están asumiendo los desafíos más difíciles. Encontrando soluciones en energía, salud, en el hogar; en transportación y finanzas. Construyendo, impulsando, moviendo y cuidando la salud del mundo. GE trabaja no solo imaginando sino haciendo. Para más información, visite la página electrónica de la compañía: www.ge.com

Acerca GE Oil & Gas

GE Oil & Gas trabaja en los temas más importantes en la industria del petróleo y el gas. En colaboración con nuestros clientes, expandimos los límites de la tecnología para llevar energía al mundo. Desde la extracción pasando por el transporte hasta su uso final, enfrentamos los desafíos más difíciles de la actualidad con el objetivo de impulsar el futuro.

Europa se congelará este invierno sin el gas ruso 2014-09-01 05:27:25

Preview
Es poco probable que Europa sea capaz de reducir su dependencia del gas natural ruso al menos durante una década, pronostica Fitch Ratings. La agencia de calificación crediticia tiene razón: Europa no tiene socios que puedan sustituir a Rusia.
Fuente

3 datos que PPK quiere olvidar de Absalón Vásquez y EVO EN EL CORRUPTO LABERINTO DE LA ILEGITIMIDAD
RELEVOS EN EL EQUIPO DE CORNEJO y BASES MILITARES EXTRANJERAS EN AMÉRICA LATINA
Comex: Estiman que demanda de energía crecerá 9.8% para el 2018 y Fondo de Inclusión Social Energético atenderá demanda de gas natural en localidades vulnerables
reglamentos ambientales definen reglas de juego en el sector minero y Modernización de reglamento ambiental impulsará inversiones en minería
GE Oil & Gas obtiene contrato de 13 a

El gobierno se compromete a seguir prestando atención al agua en “todas sus esferas” y 600 familias en frontera Perú – Bolivia se benefician de riego tecnificado

El gobierno se compromete a seguir prestando atención al agua en “todas sus esferas” 2015-03-20 10:15:00

El Gobierno, con motivo este domingo del Día Mundial del Agua, que se celebra este domingo, se comprometió a seguir prestando atención al agua “en todas sus esferas y en toda su problemática”, desde un enfoque basado en los derechos humanos y mediante la “acción conjunta y coordinada” de todos los ministerios implicados.

En la declaración aprobada este viernes en el Consejo de Ministros, el Ejecutivo recuerda que cada 22 de marzo, desde 1993.

600 familias en frontera Perú – Bolivia se benefician de riego tecnificado 2015-03-03 13:18:39

riego

Un total de 600 familias de 4 comunidades de la Zona de Integración Fronteriza Bolivia – Perú, dedicada a la agricultura, se beneficiaron accediendo por primera vez a sistemas de riego tecnificado, gracias a proyecto implementado por la Comunidad Andina con apoyo de la Unión Europea (UE).

En el marco del proyecto “Apoyo a la Cohesión Económica y Social en la Comunidad Andina – CESCAN II”, se ha puesto en marcha el aprovechamiento de riberas en el anillo circunlacustre del lago Titicaca (zona norte).

Esta iniciativa fue ejecutada con el apoyo de la Autoridad Binacional Autónoma del Sistema Hídrico Lago Titicaca, Río Desaguadero, Lago Poopó y Salar de Coipasa – ALT, y los municipios de Moho en Perú y de Puerto Acosta en Bolivia.

El proyecto contó con el aval de los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países.

El proyecto que abarca zonas consideradas de extrema pobreza, como las localidades de Umuchi y Japisse en Perú, y Orurillo y Yanarico en Bolivia demandó una inversión de 625,000 euros.

La contribución de la Unión Europea fue de 500,000 euros y la contrapartida de los municipios alcanzó a 125,000 euros.

La obra incluye la implementación de cuatro proyectos integrales de sistemas de riego tecnificado (obra de toma, aducción, reservorios, red de distribución e hidrantes).

El segundo paso del proyectado Sistema Nacional 2015-02-11 22:01:00

Ciudadanos El RMA-1 es parte del proyecto con el que se pretende cubrir todo el territorio nacional con radares meteorológicos similares. El RMA-1 es parte del proyecto con el que se pretende cubrir todo el territorio nacional con radares meteorológicos similares. El “Sinarame”, Sistema Nacional de Radares Meteorológicos, fue presentado en junio de 2011, a cargo de los ministerios de Planificación Federal y de Defensa de la Nación, a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos y el Servicio Meteorológico Nacional, respectivamente. Con un presupuesto inicial de 74 millones de pesos.

YouTube: La frontera abandonada en el Cenepa. Un soldado anónimo se enfrenta a los mineros ilegales ecuatorianos (VIDEO) 2015-02-04 12:05:09

Hace exactamente 20 años, militares ecuatorianos armados ingresaron a la frontera del Cenepa y desató una guerra. Ahora, dos décadas después, la foto es distinta. La amenaza para el Perú son mineros ilegales, también ecuatorianos, que cruzan la frontera en busca del oro.

Un informe de Ricardo León publicado en El Comercio resumió la espantosa situación: hay 144 túneles en la selva del Cenepa por donde salen sacos de tierra con este metal precioso (que abunda en suelo peruano) para procesarlo en su país, en La Herradura (zona ecuatoriana netamente minera). Además, como si fuera poco la invasión, parece que nadie puede detenerlos.

“Un joven militar de 21 años, encargado de uno de los puestos de observación fronterizo, explicó a este Diario: “No es mucho lo que podemos hacer. Si los detuviéramos, tendríamos que llamar a un fiscal, pero el fiscal más cercano está a tres días de camino”

Es decir, prácticamente no pueden hacer nada.

Ricardo León/El Comercio

Foto: Ricardo León/El Comercio

El domingo, Vanessa López de Panorama mostró un reportaje desde la zona donde se está haciendo esta minería ilegal no peruana en territorio peruano. Lo que van a ver es fuertazo. Sobre todo cómo está el gran puesto militar que se supone debería proteger la frontera.

Las cifras son escandalosas, según los propios testimonios de los ecuatorianos que declararon en el reportaje.

Son máximo 50 personas que cargan entre 60 y 70 kilos de tierra con oro en sacos. A la semana sacan máximo 3 sacos. De cada saco, calculan que extraen entre 3 o 4 gramos de oro. El gramo vale entre 20 y 22 dólares. Es decir, cada minero puede ganar en una semana máximo 264 dólares extrayendo ilegalmente 12 gramos de oro.

¿Y cómo lo hacen? Escondidos. Así lo cuentan en el reportaje:

“Los militares no nos dan permiso. Nosotros ingresamos pero sin que nos vea nadie. Los militares todo el tiempo hacen guardia. Después de la guardia, ingresamos, dos tres horas, en la mañana, más o menos de 3 o 4 de la mañana. En la noche es imposible”

Ellos saben que es ilegal, pero, dicen, “hay que trabajar para comer”. El problema crece cuando conoces la situación de los soldados destacados en esta zona.

 

Nuestros soldados, abandonados
base

Base militar peruana en frontera con Ecuador.

Ese cuartito de madera es la gran base en la frontera con Ecuador, en el Cenepa. De acuerdo con el reportaje, los seis miembros destacados en este punto llamado El Tambo ni siquiera estaban armados. Eso sí, debemos destacar que el joven militar que aparece en el reportaje de Panorama expone su vida ante estos mineros.

Un crudo reportaje de Fabiola Torres en OjoPúblico ha contado otra terrible historia de este mismo puesto: un subteniente del Ejército que acribilló a tres soldados, que, por hambre, le habían robado su rancho. Esta es la situación en nuestra frontera. Pese a todo esto, el anónimo soldado que encontró el equipo de Panorama protegió al grupo de periodistas de un ataque de los ecuatorianos, cuando se dan cuenta que están grabando.

Que alguien le dé una medalla.

El soldadito anónimo que debe controlar todo lo que está pasando en el Cenepa.

El soldadito anónimo que debe controlar todo lo que está pasando en el Cenepa.

Los mineros ilegales ecuatorianos han reconocido que lo hacen a escondidas, a las 4 de la mañana para que ningún militar los vea, pero algo más deben hacer, ¿no? Cuenta Ricardo León de El Comercio:

De acuerdo con Juan Espinoza, dirigente vecinal de La Herradura, la manera más fácil de que los “cuñeros” ecuatorianos ingresen a territorio peruano es ofreciendo dinero o víveres a los militares peruanos, a veces incluso les llevan prostitutas.

Por otro lado, la empresa Afrodita -la única en la zona- ha enviado más de 20 oficios desde el 2003 a todos los ministerios y direcciones regionales involucradas en este delito que se está cometiendo en la frontera. Ninguno ha respondido.

Mientras tanto, los mineros pasan y pasan por sus propios túneles, y los reabren cada vez que los cierran. Una prueba más (ya tenemos el caso de Martín Belaunde) de que las fronteras en Perú no tienen control alguno.

MTPE: Expertos canadienses fortalecen formación técnica de la agroindustria peruana 2015-01-27 16:54:47

Los Ministerios de Trabajo, Educación, y el Colleges and Institutes Canada firmaron una alianza a través del Programa “Educación para el Empleo”, que además impulsará el desarrollo socioeconómico de 12,000 jóvenes de las zonas más vulnerables del país.

Fuente

Caso de Aurelio Pastor y El narcotráfico
No se metan con mi hija y No se puede adelantar sobre relación de Humala en caso Obregón
pero Congreso debe corregir su error y Acusan de “cobarde” a JDC por atacar a Nadine
BASES MILITARES EXTRANJERAS EN AM

CCL: MEF debe corregir distorsiones tributarias en sector servicios y Plantean mejoras a labor de empresas de seguridad

CCL: MEF debe corregir distorsiones tributarias en sector servicios 2015-03-19 10:05:09

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) instó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a corregir las actuales distorsiones tributarias que limitan y obstaculizan el crecimiento de las exportaciones del sector servicios.

mef

“Es necesario que se hagan las correcciones del caso si se quiere obtener buenos resultados del nuevo Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX), el mismo que ha sido promovido por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y cuenta con el respaldo de los diferentes gremios empresariales”, señaló Víctor Zavala, gerente del Centro Legal de la CCL.

Entre las principales trabas figura el pago del Impuesto General a las Ventas (IGV) que asume el exportador peruano pues, por su propia naturaleza, las exportaciones de servicios no deben estar afectas al impuesto, siendo que los usuarios domiciliados en terceros países se niegan a reconocerlo y este debe ser absorbido por el exportador nacional.

“El IGV solo grava a los consumidores del país y no grava las operaciones fuera del territorio nacional. Esto perjudica a las empresas exportadoras porque asumen mayores sobrecostos y a la vez las perjudica en su desarrollo y competitividad”, señaló.

Zavala refirió que cuando el exportador peruano se ve obligado a asumir el IGV que corresponde al usuario del exterior, el tributo a pagar en Perú resulta “irracional y desproporcionado”.

En este caso, el tributo efectivo que debe pagar el exportador es 40,96%, resultante de la aplicación del impuesto a la renta más el IGV.

Ampliar Servicios de Exportación

La CCL afirmó que también existe una restricción en los servicios exportables por disposición del Poder Ejecutivo del año 2012, que desnaturaliza la Ley de Exportación de Servicios que el Congreso había aprobado en el 2010.

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC) existen alrededor de 60 servicios exportables, pero en el Perú esta lista se reduce a 14, comprendidos en el Apéndice V de la Ley del IGV.

De acuerdo a la legislación comparada, los servicios exportables que deberían incorporarse en la lista son: los servicios de comisión mercantil, salud humana y estética corporal, los referidos a la administración de carteras de inversión, mantenimiento y reparación de bienes muebles, de construcción, servicios jurídicos, investigación y desarrollo, agrícolas, mineros, regalías y licencias y otros servicios empresariales.

En ese contexto, la CCL señaló que para dinamizar la exportación de servicios es urgente que el MEF apruebe una serie de medidas.

En primer lugar propuso que para calificar como exportación de servicios sólo debería exigirse que los mismos cumplan los requisitos establecidos en la Ley del IGV, es decir que los servicios sean prestados por sujetos domiciliados en el país, que se presten a no domiciliados y que sean utilizados, empleados o consumidos en el exterior, sin restringirlos a un listado específico.

De no aceptarse la apertura irrestricta de estas operaciones, la CCL señaló que a través de un decreto supremo del MEF, y previo informe favorable del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, deben incluirse en el listado de servicios exportables aquellos que han sido reconocidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC) como tales.

Detalló que estos son principalmente los servicios de comisión mercantil por colocación de productos extranjeros en el país y por colocar productos peruanos en el exterior y los arriba señalados.

“Corrigiendo estas distorsiones tributarias las empresas peruanas generarán más divisas, más impuesto a la renta, mayor formalización y generarán nuevos empleos que requiere el país”, anotó Zavala.

RPP (18/03/2015)

Plantean mejoras a labor de empresas de seguridad 2015-03-19 09:28:56

El Poder Ejecutivo planteó al Parlamento un proyecto de ley destinado a implementar mecanismos de alerta temprana y apoyo a la labor policial, por parte de las empresas de seguridad, en la lucha contra la inseguridad ciudadana.

empresas de seguridad

Se trata del proyecto de Ley de servicios de seguridad privada, que pretende regular la autorización, control y capacitación en uso y sanción de estos servicios desarrollados por personas naturales o jurídicas para la protección y seguridad de las personas y bienes, así como de la comercialización de equipos relacionados con esta actividad.

Según la iniciativa, de este modo, se establece la prohibición general al personal militar y policial en actividad o disponibilidad de prestar servicios en seguridad privada o ser accionista, socio, miembro del directorio, gerente o representante legal de estos.

Se incorporaría también una regulación moderna en materia de instrucción y capacitación de agentes de seguridad en sus diversas modalidades, a fin de contar con personal debidamente entrenado para estas labores.

El objetivo, en este caso, es fortalecer las competencias y conocimientos necesarios de los agentes que prestan servicios de seguridad privada, a fin de que desarrollen una función orientada a la prevención de riesgos y apoyo en la lucha contra la inseguridad.

Otro cambio propuesto es la incorporación de un procedimiento administrativo sancionador especial y sustantivo, de modo que se unifique en un solo cuerpo normativo las infracciones y sanciones por el incumplimiento de la normativa, así como desincentivar el incumplimiento y el nivel de transgresiones a la normatividad, establece la iniciativa legal.

Formalización

Con este proyecto se preveé, igualmente, impulsar la formalización de las empresas y agentes de seguridad privada, a través de dos estrategias. La primera es obligar a las empresas naturales o jurídicas a verificar la situación jurídica de estas compañías, así como denunciar las irregularidades cometidas. De lo contrario, asumirían responsabilidades.

Segundo, reducir la exigencia de requisitos innecesarios para el funcionamiento de estas empresas de seguridad, así como generar el marco legal para la formalización de los agentes de seguridad que cuidan patrimonios, condominios, edificios, entre otros.

Justifican modernización

Un total de 772 son las empresas de seguridad acreditadas, a la fecha, ante la Superintendencia de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec). Entidad que además cuenta en sus registros con 69,085 agentes de seguridad con el carné de identificación vigente. Se prevé que para 2020, el número de estas compañías especializadas se incremente en 1,200. De ahí la necesidad urgente de modernizar la legislación de este dinámico sector.

Diario El Peruano (19/03/2015)

Gobierno oficializa respaldo a extradición de Belaunde Lossio 2015-03-19 09:27:37

El Poder Ejecutivo también autorizó el viaje del procurador anticorrupción, Joel Segura, a la ciudad boliviana de La Paz


Gobierno oficializa respaldo a extradición de Belaunde Lossio 2015-03-19 09:27:37

El Poder Ejecutivo también autorizó el viaje del procurador anticorrupción, Joel Segura, a la ciudad boliviana de La Paz




Gobierno prohibirá a policías y militares brindar servicios de seguridad privada 2015-03-17 18:07:37

El Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley al Congreso en el que regula los servicios de seguridad privada. Se plantea sanciones de hasta 5 UIT para personas naturales que realicen esta actividad sin autorización

Fuente

Esp

Cristina prometió desclasificar información sobre el atentado a la embajada de Israel y CCL: MEF debe corregir distorsiones tributarias en sector servicios

Cristina prometió desclasificar información sobre el atentado a la embajada de Israel 2015-03-19 12:37:42

Política Agencia DyN La presidenta Cristina Fernández anunció hoy que desclasificará la información secreta que pudiera haber sobre el atentado a la Embajada de Israel, del que se cumplieron 23 años el martes pasado, si es que la Corte Suprema de Justicia lo requiere al Poder Ejecutivo. La Presidenta dijo que lo hará si la Corte Suprema lo requiere.

CCL: MEF debe corregir distorsiones tributarias en sector servicios 2015-03-19 10:05:09

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) instó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a corregir las actuales distorsiones tributarias que limitan y obstaculizan el crecimiento de las exportaciones del sector servicios.

mef

“Es necesario que se hagan las correcciones del caso si se quiere obtener buenos resultados del nuevo Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX), el mismo que ha sido promovido por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y cuenta con el respaldo de los diferentes gremios empresariales”, señaló Víctor Zavala, gerente del Centro Legal de la CCL.

Entre las principales trabas figura el pago del Impuesto General a las Ventas (IGV) que asume el exportador peruano pues, por su propia naturaleza, las exportaciones de servicios no deben estar afectas al impuesto, siendo que los usuarios domiciliados en terceros países se niegan a reconocerlo y este debe ser absorbido por el exportador nacional.

“El IGV solo grava a los consumidores del país y no grava las operaciones fuera del territorio nacional. Esto perjudica a las empresas exportadoras porque asumen mayores sobrecostos y a la vez las perjudica en su desarrollo y competitividad”, señaló.

Zavala refirió que cuando el exportador peruano se ve obligado a asumir el IGV que corresponde al usuario del exterior, el tributo a pagar en Perú resulta “irracional y desproporcionado”.

En este caso, el tributo efectivo que debe pagar el exportador es 40,96%, resultante de la aplicación del impuesto a la renta más el IGV.

Ampliar Servicios de Exportación

La CCL afirmó que también existe una restricción en los servicios exportables por disposición del Poder Ejecutivo del año 2012, que desnaturaliza la Ley de Exportación de Servicios que el Congreso había aprobado en el 2010.

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC) existen alrededor de 60 servicios exportables, pero en el Perú esta lista se reduce a 14, comprendidos en el Apéndice V de la Ley del IGV.

De acuerdo a la legislación comparada, los servicios exportables que deberían incorporarse en la lista son: los servicios de comisión mercantil, salud humana y estética corporal, los referidos a la administración de carteras de inversión, mantenimiento y reparación de bienes muebles, de construcción, servicios jurídicos, investigación y desarrollo, agrícolas, mineros, regalías y licencias y otros servicios empresariales.

En ese contexto, la CCL señaló que para dinamizar la exportación de servicios es urgente que el MEF apruebe una serie de medidas.

En primer lugar propuso que para calificar como exportación de servicios sólo debería exigirse que los mismos cumplan los requisitos establecidos en la Ley del IGV, es decir que los servicios sean prestados por sujetos domiciliados en el país, que se presten a no domiciliados y que sean utilizados, empleados o consumidos en el exterior, sin restringirlos a un listado específico.

De no aceptarse la apertura irrestricta de estas operaciones, la CCL señaló que a través de un decreto supremo del MEF, y previo informe favorable del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, deben incluirse en el listado de servicios exportables aquellos que han sido reconocidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC) como tales.

Detalló que estos son principalmente los servicios de comisión mercantil por colocación de productos extranjeros en el país y por colocar productos peruanos en el exterior y los arriba señalados.

“Corrigiendo estas distorsiones tributarias las empresas peruanas generarán más divisas, más impuesto a la renta, mayor formalización y generarán nuevos empleos que requiere el país”, anotó Zavala.

RPP (18/03/2015)

Plantean mejoras a labor de empresas de seguridad 2015-03-19 09:28:56

El Poder Ejecutivo planteó al Parlamento un proyecto de ley destinado a implementar mecanismos de alerta temprana y apoyo a la labor policial, por parte de las empresas de seguridad, en la lucha contra la inseguridad ciudadana.

empresas de seguridad

Se trata del proyecto de Ley de servicios de seguridad privada, que pretende regular la autorización, control y capacitación en uso y sanción de estos servicios desarrollados por personas naturales o jurídicas para la protección y seguridad de las personas y bienes, así como de la comercialización de equipos relacionados con esta actividad.

Según la iniciativa, de este modo, se establece la prohibición general al personal militar y policial en actividad o disponibilidad de prestar servicios en seguridad privada o ser accionista, socio, miembro del directorio, gerente o representante legal de estos.

Se incorporaría también una regulación moderna en materia de instrucción y capacitación de agentes de seguridad en sus diversas modalidades, a fin de contar con personal debidamente entrenado para estas labores.

El objetivo, en este caso, es fortalecer las competencias y conocimientos necesarios de los agentes que prestan servicios de seguridad privada, a fin de que desarrollen una función orientada a la prevención de riesgos y apoyo en la lucha contra la inseguridad.

Otro cambio propuesto es la incorporación de un procedimiento administrativo sancionador especial y sustantivo, de modo que se unifique en un solo cuerpo normativo las infracciones y sanciones por el incumplimiento de la normativa, así como desincentivar el incumplimiento y el nivel de transgresiones a la normatividad, establece la iniciativa legal.

Formalización

Con este proyecto se preveé, igualmente, impulsar la formalización de las empresas y agentes de seguridad privada, a través de dos estrategias. La primera es obligar a las empresas naturales o jurídicas a verificar la situación jurídica de estas compañías, así como denunciar las irregularidades cometidas. De lo contrario, asumirían responsabilidades.

Segundo, reducir la exigencia de requisitos innecesarios para el funcionamiento de estas empresas de seguridad, así como generar el marco legal para la formalización de los agentes de seguridad que cuidan patrimonios, condominios, edificios, entre otros.

Justifican modernización

Un total de 772 son las empresas de seguridad acreditadas, a la fecha, ante la Superintendencia de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec). Entidad que además cuenta en sus registros con 69,085 agentes de seguridad con el carné de identificación vigente. Se prevé que para 2020, el número de estas compañías especializadas se incremente en 1,200. De ahí la necesidad urgente de modernizar la legislación de este dinámico sector.

Diario El Peruano (19/03/2015)

Gobierno oficializa respaldo a extradición de Belaunde Lossio 2015-03-19 09:27:37

El Poder Ejecutivo también autorizó el viaje del procurador anticorrupción, Joel Segura, a la ciudad boliviana de La Paz


Gobierno prohibirá a policías y militares brindar servicios de seguridad privada 2015-03-17 18:07:37

El Poder Ejecutivo envió un proyecto de ley al Congreso en el que regula los servicios de seguridad privada. Se plantea sanciones de hasta 5 UIT para personas naturales que realicen esta actividad sin autorización

Fuente

Esp

por primera vez incorporan el Códice Mendoza en una aplicación virtual y primer Cambio de Guardia a caballo del año se realizó Palacio de Gobierno

Es Noticia, México: por primera vez incorporan el Códice Mendoza en una aplicación virtual – 15/01/2015 22:15:13

“El público interesado podrá acceder al códice, un documento del siglo XVI sobre los aztecas, desde sus tabletas o computadoras.
Por primera vez, la edición facsimilar de un documento del siglo XVI sobre los aztecas está disponible tanto en su versión original como en su traducción a varios idiomas a través de una novedosa aplicación para dispositivos móviles desarrollada por investigadores mexicanos.
La edición digital del Códice Mendoza, presentada el jueves por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, permite visualizar con detalle en computadoras y tabletas todas las páginas del Códice, un libro escrito, ilustrado y encuadernado de manera conjunta por artesanos aztecas y españoles que es considerado una de las fuentes más importantes para el estudio del México prehispánico.
“”Nunca antes se habían utilizado estas herramientas para ampliar la comprensión de un documento de estas características””, dijo Ernesto Miranda, Director de innovación académica del Instituto y responsable del proyecto.
La obra, integrada por 72 folios ilustrados y anotados en náhuatl se acompaña de 63 folios con la glosa, anotaciones paralelas en español antiguo destinadas a los conquistadores.
La aplicación permite vincular la información del códice con material multimedia. Por ejemplo, se puede posicionar el cursor sobre la imagen y transcribir el texto del español antiguo al inglés y al español moderno así como posicionar geográficamente en mapas digitales los lugares que señala.
“”Es una de las herramientas más atractivas, es impresionante visualmente””, explicó Miranda.
En 1542, el virrey español del territorio azteca, Antonio de Mendoza, pidió elaborar un informe sobre la situación en el territorio con el objetivo de enviárselo al rey de España. El Códice detalla fuentes de riqueza, la expansión territorial de los aztecas, los tributos sobre el territorio e incluye una crónica de la vida cotidiana y dinámicas sociales en el virreinato.
El barco que lo transportaba a España fue asaltado por bucaneros franceses y el Códice terminó en la Universidad de Oxford.
“”Es una repatriación virtual. Un concepto novedoso de acercamiento al documento””, dijo Miranda, que detalló que hasta ahora el acceso a la obra era muy difícil. “”Cualquier investigador del mundo que deseara consultarlo debía conseguir una de las raras ediciones facsimilares, sólo disponibles en inglés, o desplazarse a Oxford tras cumplir múltiples requisitos y asumir el coste””, señaló.
“”Estamos en pláticas con otras instituciones europeas que albergan distintos códices mexicanos. Este debe ser el primero de una serie””, agregó.
El Instituto creó esta aplicación en colaboración con la Biblioteca Bodleiana de Oxford, donde está alojado el códice desde el siglo XVII, y el Kings College de Londres. (AP)
Puedes consultar el códice aquí.
Mundo
América
Ver en Web

Ver artículo…
Fuente Artículo


Instituto Nacional de

Que opina usted? El primer Cambio de Guardia a caballo del año se realizó Palacio de Gobierno – 04/01/2015 15:10:00

Más de 200 niños y niñas del Instituto nacional de bienestar familiar (INABIF) y el público en general presenciaron hoy el primer Cambio de Guardia a caballo del año 2015, a cargo de la Escolta Presidencial ?Regimiento de Caballería Mariscal Domingo Nieto?.

Ver artículo… Fuente Artículo


Interesante, Espectáculos por Día de Canción Criolla o Halloween deben cumplir ofrecimientos – 30/10/2014 16:43:00

Ante las celebraciones por el Día de la Canción Criolla o de Halloween, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) recordó a los organizadores de espectáculos que deben cumplir con lo que ofrecen en su publicidad, en base a la cual el público ha tomado su decisión.

Ver artículo… Fuente Artículo


Noticia, Peruanos participan en simulacro nocturno de sismo y tsunami – 31/01/2014

Alarmas y sirenas sonaron a las 20.00 horas
20:03 Peruanos participan en simulacro nocturno de sismo y tsunami

Lima, oct. 10 (ANDINA). La población de Lima y de todas las regiones del país participa en el simulacro nocturno de sismo y tsunami 2013 organizado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) para medir la capacidad de respuesta de los habitantes ante la ocurrencia de estos desastres naturales.

ANDINA/Oscar Farje
1 de 3

Trabajadores, estudiantes y ciudadanos en general buscan las zonas seguras en los lugares donde se encuentran, y al sonar las sirenas y alarmas, a las 20:00 horas, evacuaron los predios de manera ordenada.
Este ejercicio preventivo -que simuló un movimiento telúrico de ocho grados en la escala de Richter- tiene como objetivo organizar y enseñar a la población cómo debe actuar ante la ocurrencia de un sismo de gran magnitud, que, según los expertos, sucederá en algún momento ya que nuestro país se ubica en una zona altamente sísmica.
En el caso del transporte público, servicios como El Metropolitano suspenden por diez minutos durante el simulacro de sismo. Los buses se estacionaron al lado derecho de los paraderos, a fin de evitar un choque o accidente.
El ensayo nocturno fue monitoreado y supervisado por el Indeci a través de las Direcciones Desconcentradas a nivel nacional en coordinación con las autoridades locales y regionales que conforman las plataformas de Defensa Civil.
En Lima Cercado, el centro comercial Real Plaza Centro Cívico (esquina de las calles Bolivia y Paseo de la República) fue escogido por el jefe del Indeci, Alfredo Murgueytio, para realizar un monitoreo directo del nivel de participación del público.
Asimismo, se instaló un Puesto de Comando Avanzado del Indeci en la Plaza Mayor de Lima.
Por su parte, el municipio de Lima eligió el Parque de la Medicina (en la primera cuadra de la avenida Grau, frente al Hospital Dos de Mayo) como centro de monitoreo. Allí se encuentra el teniente alcalde capitalino, Hernán Núñez, en representación de la alcaldesa Susana Villarán.
Al respecto, la comuna capitalina emitió un protocolo de acción dirigido a las autoridades edilicias y al público, para dar a conocer qué acciones se deben ejecutar después de ocurrido un movimiento telúrico de gran magnitud.
Dicho documento, implementado en otras capitales del mundo, contiene información práctica sobre qué hacer durante la primera hora de registrado un sismo, así como las medidas a adoptarse después de las tres, seis, 24, 48 y 72 horas de ocurrida la emergencia.
La Plaza de Armas de Lima es uno de los lugares de mayor concentración de público que evacuó sus centros de trabajo y viviendas, dado que allí se ubican el Palacio de Gobierno y las sedes de la Municipalidad Metropolitana y del Arzobispado de Lima.
En distritos de Lima
En los distritos de la ciudad de Lima se pone en marcha las acciones de evacuación de viviendas y edificios al sonar las alarmas de inicio del simulacro.
En San Isidro, el municipio estableció cinco puntos de evaluación ubicados en diversos parques y áreas comerciales del distrito, a fin de que sean utilizados para medir la capacidad de respuesta de los vecinos y los rescatistas.
Las zonas establecidas por la comuna fueron el parque Juan Bautista Berninzoni, el conjunto residencial Pollux, la Facultad Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, las cuadras 6 y 7 de la calle Las Begonias en el Centro Financiero de San Isidro, y el Centro de Control del Serenazgo.

Hasta estos puntos se desplazan decenas de Brigadistas de Defensa Civil, bomberos, policías y personal del Serenazgo, para apoyar a los casi 10 mil vecinos que participaron en el ensayo.
También son consideradas dentro de las zonas de seguridad las avenidas Arequipa, Petit Thouars, Arenales, Javier Prado, Salaverry, Del Ejército y Aramburú.
En Miraflores, la simulación cuenta con la participación de efectivos militares en las operaciones de rescate y atención de los heridos y contaron con el apoyo de agentes del Serenazgo y de vecinos brigadistas.
En la entrada de la calle de Las Pizzas se realiza la evacuación de una persona desde el cuarto piso de un edificio con los bomberos, la unidad de rescate y la escala telescópica de 33 metros de alto – la única de su tipo en Suramérica- pertenecientes a la Compañía de Bomberos N° 28.
Para el ejercicio en materia de defensa civil, el municipio delimitó puntos de evacuación a donde los vecinos acudien para ser atendidos por serenos y vecinos brigadistas.
Además de la calle Las Pizzas, otro punto estará ubicado en el Parque Central de Miraflores con carpas de Defensa Civil y equipos de primeros auxilios y de evaluación de daños.
Las otras zonas de concentración serán el parque Federico Villareal (Av. Federico Villarreal, cuadra 1) y el Parque Paul Rivet (Av. General Ernesto Montagne, cuadra 1) donde además se ubicará una carpa del Ejército y un porta tropas con 20 soldados.
Asimismo, los parques Eduardo Villena Rey (Av. General Córdova, cuadra 4); Clorinda Matto de Turner (calle Scipión E. Llona, cuadra 3), Pucllana (calle Elías Aguirre, cuadra 11), Salazar (Malecón de la Reserva, cuadra 6) y Central (Av. Larco, cuadra 3).
También en los parques Melitón Porras (calle San Ignacio de Loyola, cuadra 4); Reducto N° 2 (Av. Alfredo Benavides, cuadra 8); Luis Cisneros (Av. Juan Encinas, cuadra 2) y Francisco de Zela (calle Germán Aparicio Gómez Sánchez, cuadra 5).
De igual manera, en la berma central de la cuadra 52 de la Av. Arequipa (frente a la sede de la Central Alerta Miraflores) y las plazas Bolognesi (calle Madrid, cuadra 3) y Morales Barros (Av. José Pardo, cuadra 10).
En el desarrollo de esta actividad se dio una alerta de tsunami para que los pobladores que viven cerca del acantilado de la Costa Verde evacúen hacia las zonas de seguridad establecidas por la comuna.

En el Callao
En el Callao, la población del sector Márquez, en la urbanización Santa Marina, así como los moradores del balneario de Chucuito y el distrito de La Punta, participan en esta actividad preventiva que consideró la ocurrencia de un eventual tsunami tras el sismo de ocho grados en la escala de Richter.
El simulacro permite medir el cumplimiento del tiempo de evacuación con el que cuenta la población del litoral chalaco .”aproximadamente 20 minutos- para llegar a los refugios establecidos por defensa civil.
En Ventanilla, el municipio monitorea desde la Plaza Cívica el desarrollo del ejercicio de defensa civil y la evacuación de la población hacia las zonas seguras establecidas en caso de tsunami.
Estas zonas son la parte alta del cerro Mirador (espalda de los humedales de Ventanilla), las losas deportivas de las urbanizaciones Pedro Cueva Vásquez y del asentamiento humano 18 de Octubre, la Plaza Cívica y el primer sector del complejo habitacional Antonia Moreno.
Fuente Artículo


Consulte Información en Politiqueria Anuncia Soriana inversiones por 4.6 mmp este año y Qué pasa con Asia
Consulte Información en Poder y Politica 2013 y puedes ejecutar a APDAYC ahorita. Aquí te explicamos cómo

The Pirate Bay vuelve renovado después de dos meses de cierre y Seguramente el Ministerio Público está tomando conocimiento sobre caso Carlos Mesía

Interesante, The Pirate Bay vuelve renovado después de dos meses de cierre – 03/02/2015 18:38:33

El portal de descargas había sido dado de baja por las autoridades suecas en diciembre del 2014 debido a que trasgredía los derechos de autor.

Ver artículo… Fuente Artículo


derechos de autor

Que opina? César Landa: Seguramente el Ministerio Público está tomando conocimiento sobre caso Carlos Mesía – 06/06/2014 10:20:18


Con inmunidad o sin inmunidad puede ser investigado
Ideeleradio.- Seguramente el Ministerio Público está tomando conocimiento sobre el informe de la revista Vela Verde, que señala que el exmagistrado del Tribunal Constitucional (TC), Carlos Mesía, habría comprado en los últimos años un departamento en Surco, una residencia en La Molina, una casa de playa en el balneario limeño de Asia y dos modernos vehículos, sostuvo César Landa, expresidente del TC.

“[¿Qué opina sobre el caso de Carlos Mesía?] En la ceremonia de juramentación de los nuevos magistrados me informaron de esta noticia de que existirían de acuerdo a los reportes de Registros Públicos, propiedades a nombre del exmagistrado Mesía que son de valores que no corresponde a un magistrado por lo menos sin fortuna propia, de modo tal que ese es un tema que la opinión pública está en conocimiento y seguramente también el Ministerio Público está tomando conocimiento del mismo”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[¿Su condición de exmagistrado no anula la posibilidad de una investigación?] Claro, cada uno es responsable de los actos, en este caso jurisdiccionales, y si hubiera denuncias concretas en torno a alguna inconducta que quiebre la ley, evidentemente que con inmunidad, sin inmunidad, estas personas pueden ser investigadas dentro de los plazos que no prescriban las acciones ilícitas de ser el caso. Eso corresponde a cualquier funcionario”, agregó.

Landa Arroyo explicó, en otro momento, el procedimiento que se sigue a nivel del Ministerio Público, el Congreso y el Poder Judicial en lo referido a un funcionario con ciertas prerrogativas. “La Constitución señala que hasta por cinco años de vencido el cargo, autoridades como los magistrados del TC tienen que seguir el antejuicio. Es decir, el Ministerio Público si hay mérito suficiente, de acuerdo a su ley, iniciará una investigación y un pedido para que se proceda al antejuicio […]“, refirió.

“[…] Y que una vez el Congreso habilite, de ser el caso, se dará lugar al antejuicio por infracción de la ley, el Ministerio Público hará la denuncia y al Poder Judicial le corresponderá abrir instrucción y procesará, todo esto en el ámbito de lo que establecen las normas procesales”, señaló.

Mesía: Compras se efectuaron con dinero justificado
Consultado sobre esta denuncia por la agencia Andina, Carlos Mesía señaló no tener ningún inconveniente en que la Contraloría realice las investigaciones que considere pertinentes, tal como lo anunció Fuad Khoury, pues aseguró que las adquisiciones se efectuaron con dinero que está plenamente justificado, descartando así cualquier desbalance en su patrimonio.

Detalló que desde el año 2006 hasta mayo de 2014 percibió ingresos por más de dos millones 336,000 soles (S/. 29,000 mensual, en promedio), producto de su remuneración como integrante del TC, su labor como docente universitario, así como por los derechos de autor por un libro que publicó.
De igual forma, aseguró que su vivienda de Surco, valorizada en casi 60,000 dólares, no fue adquirida al contado, sino mediante un crédito hipotecario, que se terminó de pagar en tres años; mientras que la hipoteca de su casa de La Molina aún no ha sido pagada por completo (según la partida registral N° 12610130).

Sobre su casa de playa, valorizada en 150,000 dólares, el letrado dijo que esta fue financiada con un préstamo bancario por 106,000 dólares y que la respectiva hipoteca consta en los registros públicos de Cañete (partida número 21143675).

Y con relación a los vehículos, el exmagistrado mencionó que se trata de una camioneta Mazda 4×4, valorizada en 42,000 dólares, que adquirió con un préstamo bancario que aún está pagando; y un automóvil BMW, valuado en 36,000 dólares, cuya mayor parte se financió gracias a un préstamo bancario por 29,000 dólares (partida registral número 52627229).

Finalmente, Mesía señaló que la revista Vela Verde rectificará su información en la edición del próximo lunes.

Ver artículo…
Fuente Artículo


Que opina? De cómo APDAYC se ganó con el K-pop – 28/05/2014 11:06:25

“Ah, el K-Pop. Ustedes conocen el fenómeno. A Lima han venido banda tras banda de jóvenes cantantes coreanos que han hecho delirar a sus devotísimas fans, chicas capaces de hacer colas de, literalmente, semanas, con tal de estar cerca de ellos. Un fenómeno que se gestó en las redes y que nadie vio venir. Nadie. Ni siquiera APDAYC.
Pero eso no detuvo a la organización de Armando Massé. Oh no.

Ustedes ven fans. Ellos ven bisnes. Foto: kpopstarz.com
La banda que lo desató todo fue JYJ en lo que terminaría siendo una noche histórica, el 12 de marzo de 2012. Según reportes de la misma APDAYC, 5 mil 472 fanáticas acudieron al evento, organizado por Noizu Producciones.
La siguiente banda fue U-Kiss, en la explanada del Monumental, el 2 de noviembre de ese año. Nuevamente las fans se amanecieron en las colas y la banda cantó hasta el Gangnam Style.

Afortunadas fans y sus ídolos. Foto: Radio La Zona
El año cerró con broche de oro, el concierto más importante de K-Pop hasta el momento: Big Bang. Los organizadores: Promotores Asociados. Según la misma APDAYC, este evento “congregó a 8.128 personas, generó impuestos por 98.985 nuevos soles y un ingreso total de 1″237.312 nuevos soles.”
A fines de ese 2012, el mismo Armando Massé puso el fenómeno del K-Pop como uno de los pocos rubros rentables en un año que no había sido tan bueno para los megaconciertos:
“El K-Pop ha sido rentable porque se trata de artistas que cobran un precio relativamente barato si se les compara con cantantes como Lady Gaga o Madonna. Además, son un evento que no tiene competencia porque son una novedad y vienen en un día estelar. Estás juntando factores importantes. Lo mismo que hizo Gianmarco en su show por los 20 años”
Pero tenemos un problema. Todo indica que esos conciertos estaban fuera del alcance de APDAYC:

Las autoridades que están investigando el caso APDAYC encontraron unos documentos muy curiosos durante sus pesquisas. El que ven arriba es un informe de Indecopi del 2012, explicando que la organización de Massé no tiene ningún convenio con KOMCA, su símil de Corea del Sur. Es decir, que la APDAYC coreana no había autorizado a la peruana a cobrar por las canciones de sus autores.
El K-Pop había tomado por sorpresa a APDAYC. Nadie había previsto que tendrían que poner música coreana en su catálogo. Pero, eso, por supuesto, no detendría a nuestros amigos. Las autoridades han encontrado cartas enviadas desde APDAYC a los promotores de los conciertos EXIGIÉNDOLES el pago de derechos de autor.
Todos tuvieron que pagar. Y tuvieron que pagar bien:

¿Casi 100 mil soles por unas canciones sobre las que no tenían derecho? Ojo: y eso es sólo en uno de los tres conciertos de ese año. Intentamos comunicarnos con las tres promotoras para confirmar que APDAYC les había cobrado por esos derechos. Dos no quisieron declarar y no pudimos encontrar a la tercera.
Pero, por si no fueran suficiente los documentos, están las declaraciones ya citadas de Massé, panudéandose con las cifras de esos conciertos.
Escribimos a KOMCA, en Corea, preguntando desde cuándo tienen un acuerdo con APDAYC. Sólo nos dijeron que ya lo tenían. Fuentes dentro de APDAYC nos dijeron que recién el año pasado lograron firmar un convenio con KOMCA. Pero este tipo de convenios no es retroactivo.
Para las autoridades que investigan el caso, éste es uno de los casos más sólidos. Después de todo, ¿cómo se llama cuando te llevas dinero que no te corresponde? Ajá. Eso mismo.

Ver artículo…
Fuente Artículo


Consulte Información en Politiqueria Intervinieron APDAYC y La seguridad ciudadana perdió 5 años
Consulte Información en Poder y Politica Congreso aprobó en primera instancia paquete para dinamizar economía de Perú y Cientos de personas participan en caminata por defensa del consumidor

JNE y PNUD dictarán capacitación a regiones y y Ecuador trabajarán en protocolo binacional para proteger a víctimas de trata

Información: JNE y PNUD dictarán capacitación a regiones – 26/01/2015 4:30:00

“El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ayudará a las autoridades regionales a seleccionar adecuadamente a los profesionales que los acompañarán en sus nuevas gestiones. Esto a través de la realización del curso de capacitación denominado “Descentralización, desarrollo y gobernabilidad”, que organizará la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El evento se desarrollará desde hoy hasta el miércoles 28 en el hotel Sol de Oro de Miraflores. Estará además dirigido por el propio presidente del JNE, Francisco Távara, y tendrá la participación de especialistas del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Ministerio de Economía y la Asociación Civil Transparencia. También se debatirá sobre la viabilidad de la reforma electoral propuesta por el JNE, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Reniec al Congreso de la República. En la discusión participarán los voceros de los gobiernos regionales.
Política
Ver en Web

Ver artículo…
Fuente Artículo


Que opina usted? Perú y Ecuador trabajarán en protocolo binacional para proteger a víctimas de trata – 20/01/2015 23:37:50

“El programa incluye la cooperación binacional para realizar operativos de investigación, seguimiento y persecución.
Los gobiernos de Perú y Ecuador acordaron trabajar un protocolo binacional de protección a las víctimas del delito de trata de personas, a fin de garantizar su atención inmediata.
El acuerdo fue tomado en la reunión de trabajo realizada, a través de video conferencia, entre las autoridades de ambos países competentes en el tema con la finalidad de definir la hoja de ruta para el presente año.
El objetivo del acuerdo tomado es que las instituciones competentes de Perú y Ecuador articulen la realización de operativos binacionales con la Policía, Fiscalías Especializadas y organizaciones de ambos países.
Igualmente se ha establecido la realización de pasantías para el intercambio de experiencias, el intercambio de estadísticas, la realización de una feria informativa en zona de frontera común y el intercambio de información para el seguimiento de las investigaciones policiales en casos de trata de personas y desaparecidos.
El equipo peruano estuvo encabezado por el director de Derechos Fundamentales para la Gobernabilidad del Ministerio del Interior, Antonio Fernández Jerí; quien tiene a su cargo a la Secretaría Técnica del Grupo de Trabajo Multisectorial Permanente contra la Trata de Personas.
En tanto, el equipo ecuatoriano estuvo liderado por la representante encargada del Grupo Intersectorial contra la Trata de Personas de Ecuador, María Fernanda Revello.
Según informó el Ministerio del Interior, entre las acciones a ejecutarse este año destacan las actividades de capacitación en prevención, investigación y persecución de trata de personas y en protección de víctimas, dirigidas a funcionarios públicos y policías que tienen competencia en la lucha contra este delito en ambos países.
Finalmente se acordó realizar reuniones de trabajo bajo esta misma modalidad de manera constante, con la participación además de otras instituciones.
El Convenio Marco en materia de trata de personas fue suscrito por los Ministerios de Interior del Perú y del Ecuador en noviembre del año 2013.
La reunión tuvo lugar en cumplimiento del Convenio Marco en materia de trata de personas suscrito entre los Ministerios de Interior del Perú y del Ecuador en el año 2013.
Sociedad
Ministerio del Interior
Ver en Web

Ver artículo…
Fuente Artículo


Noticia, ¿Ha cambiado el neobelaundista García Pérez? – 11/01/2015 13:37:36

“Escribe: César Vásquez Bazán
Portada de La propuesta olvidada, Editorial Okura, Lima, 1987

A mediados de 1987, algunas semanas antes del intento de nacionalización de la banca, escribí un libro titulado La propuesta olvidada. Mi intención fue mostrar la lejanía existente entre la acción del régimen presidido por Alan García y la ideología y plataforma programáticas del Partido Aprista Peruano. El quinto capítulo de ese libro (Aprismo y gobierno) se dedicó al análisis del experimento político alanista al que consideré una estéril variante del populismo latinoamericano. En particular, señalé que antes que discípulo de Haya de la Torre, García más bien daba señales claras de practicar un neobelaundismo populista, aderezado con unas pizcas de leguiísmo modernizado.

En La propuesta olvidada ubique la génesis mediata del alanismo en el ajuste táctico para la toma del poder promovido por la dirección aprista a mediados de los años cincuenta y el origen inmediato en la difícil coyuntura partidaria producida tras la muerte de Haya de la Torre. Expliqué los antecedentes históricos y métodos del alanismo, la apariencia y la realidad de su caudillo y la conducta que seguía frente a los grupos de poder económico, las fuerzas armadas, la Iglesia y los trabajadores.

El texto de dicho capítulo quinto es el que envío a continuación para la consideración de los lectores. Permitirá que cada quien compare al García de hoy con el Alan de ayer. Si se efectúa esa comparación a la luz de los objetivos, métodos y comportamiento de AGP, se encontrará que Alan sigue siendo el mismo político neobelaundista que presidió el país entre 1985 y 1990.

* * *

“Yo no quiero dinero ni puestos;
quiero justicia para el pueblo peruano.”[1]

El presente capítulo intenta una interpretación de la realidad aprista y del carácter del gobierno del presidente García hacia mediados de 1987. Básicamente, estas líneas pretenden demostrar que el aprismo “como doctrina, como programa y como línea directriz”, tal cual diría Haya, no se encuentra en el poder. Por el contrario, el régimen constitucional 1985-1990 acusa una fuerte orientación política de corte populista que no guarda mayores vinculaciones con la ideología y la plataforma expuestas en los capítulos anteriores.

¿Qué significan estas palabras? ¿Cómo se ha podido configurar la extraña situación que un partido político gane una elección y, sin embargo, no detente el gobierno? La respuesta que aquí se ensaya ubica la génesis del fenómeno a mediados de los años cincuenta, con el ajuste de la táctica para la toma del poder, rectificación decretada por la alta dirección aprista. Empero, el origen inmediato del populismo se encuentra en la coyuntura de vacío hegemónico producida en el PAP tras la muerte de Haya de la Torre.

El capítulo analiza en detalle los antecedentes históricos, métodos y conducta corrientemente seguidos por el populismo así como los objetivos, la apariencia y la realidad de su caudillo y protagonista principal. De igual manera, propone algunas reflexiones en cuanto a la acción futura del aprismo, con miras a llevar a la práctica la ideología y el programa revolucionarios originales.

LA GÉNESIS DEL POPULISMO

La génesis del populismo que gobierna el país reconoce dos horizontes temporales. De manera mediata, la desviación comentada nace de la mutación táctica para la toma del poder verificada por la dirigencia del PAP tras la salida de Haya del asiloen la Embajada de Colombia. Su origen inmediato se puede ubicar en la coyuntura de vacío de poder registrada en el Partido Aprista tras la muerte de Víctor Raúl.

El ajuste táctico de la dirección aprista

Resulta indiscutible que hacia mediados de los años cincuenta, la dirección aprista llevó a efecto una alteración en la táctica para alcanzar el poder. Tal fenómeno fue el corolario de los efectos de doblegación producidos por la prolongada persecución de la que fuera objeto el PAP.

Como se sabe, la prédica revolucionaria del aprismo fue reprimida duramente por las clases gobernantes. A lo largo de un tercio de siglo, entre 1930 y 1963, el pueblo aprista, como ningún otro, tuvo que soportar prisiones y torturas; destierros y ejecuciones; clandestinidades y relegamientos; asesinatos y prolongados asilos; declaraciones de ilegalidad constitucional y vetos militares. Sensiblemente, debe reconocerse que el enfrentamiento terminó por abatir la voluntad de los líderes y generar importantes alteraciones tácticas respecto a los procedimientos para la toma del poder. Desde mediados de los cincuenta, será incuestionable la importancia que adquirirá para el PAP el objetivo de instaurar una democracia formal y estable, respetuosa de las libertades personales básicas y garante de la vigencia de los derechos humanos. La perspectiva revolucionaria no fue abandonada pero si pasaría a ocupar un modesto segundo plano. Hartos de persecución, de ahora en adelante los dirigentes apristas lucharán por la implantación de la democracia formal. Sólo alcanzado este objetivo y asegurada totalmente su continuidad podrá pensarse en iniciar proceso de cambio alguno.

Por otro lado, el sufrir en carne propia durante tanto tiempo el acoso de las clases dominantes grabó en las conciencias apristas el inmenso vigor adquirido por las fuerzas represivas. A consecuencia de esta apreciación, el Partido descartó totalmente la vía insurreccional para la toma del poder. Se podrá hacer uso de la violencia popular en países con ejércitos relativamente débiles y mediocremente equipados, como puede ser el caso de la Cuba de Batista. Sin embargo, en naciones con contingentes modernos, preparados técnicamente por el imperialismo y premunidos de armamento sofisticado, la lucha armada resulta inviable.

Este enfoque condujo al Partido a enmarcarse en el culto al sistema electoral como única vía realista para la toma del poder, olvidando los defectos inherentes al mismo. Obviamente, se entiende aceptado el supuesto que producidas las elecciones, el PAP aparecería como vencedor, en razón a su masivo respaldo popular.

El temor al golpismo fascista, la sobrevaloración de la democracia formal, la renuncia al uso de la vía insurreccional y la fe y adhesión demostradas hacia el sistema electoral trajeron consigo tres importantes consecuencias para la vida partidaria.

La primera de ellas fue la progresiva desideologización en que cayó el PAP. Si bien en momentos de persecución resulta difícil pensar que los cuadros partidarios puedan dedicarse al estudio y profundización de la teoría, la explicación fundamental de este fenómeno atraviesa otro meridiano: radica en la forzada inaccesibilidad de la militancia a los textos básicos del aprismo. Mientras existiera una perspectiva electoral específica en el horizonte político, sería preferible no promover la circulación de obras que por su contenido radical pudieran afectar la posibilidad de llegar al poder. Se pensaba que divulgar las intenciones partidarias estimularía la intervención de la reacción oligárquica y su temido brazo armado. Por esa razón, causaría desagrado interno y sería punible de sanción disciplinaria e, incluso, agresión física aquel aprista que osare reproducir sus textos ideológicos, parcial o totalmente. Quedaron así sin reeditar, por largo tiempo, libros como Por la emancipación de América Latina (publicado originalmente en 1927); Teoría, y táctica del aprismo (1931); Ideario y acción aprista (1931); Política aprista (1933); El proceso Haya de la Torre (1933); Construyendo el aprismo (1933); ¿A dónde va Indoamérica? (1935) y La defensa continental (1943).

El antimperialismo y el APRA, la obra magna de Víctor Raúl, también sería relegada por la nueva táctica. En su reemplazo aparecería Treinta años de aprismo, publicado en 1956 por el Fondo de Cultura Económica de México. Expresión cabal del ajuste táctico de los años cincuenta, la obra es una presentación incompleta de las tesis fundamentales del aprismo, comentadas en lenguaje moderado. Si bien abundan las citas de El antimperialismo y el APRA, se abandona el encendido estilo de redacción y se prescinde del tratamiento de temas cruciales, a fin de no ahuyentar el apoyo electoral mesocrático indispensable para vencer en los comicios de 1962. Así, se evitará examinar el carácter de la hegemonía política al interior del frente único de clases; se guardará silencio respecto de las limitaciones a las libertades económicas de las clases explotadoras y clases medias y no se recordará la posibilidad del uso de la violencia para la toma del poder. Sin embargo, tampoco se escribirá nada que vaya en contra de las tesis originales del Partido. Simplemente, se mantendrá ante ellas el respetuoso mutismo exigido por la contienda electoral próxima.

En este contexto puede entenderse porqué la Antología del pensamiento político de Haya de la Torre, publicada en 1961, hubiese incluido en el segundo de sus cinco tomos ,el dedicado a la ideología aprista, sólo una sección de la nota preliminar a la primera edición de la obra máxima del aprismo y, en cambio, reprodujese el prólogo y cinco capítulos de Treinta años de aprismo.

La segunda consecuencia fue la tendencia al inmovilismo del Partido, manifestada en la actitud aprista de no participar abiertamente en el conflicto social y, más aún, de evitar la ocurrencia de levantamientos, huelgas o paralizaciones que pudieran afectar la gobernabilidad del país y la precaria estabilidad del régimen de respeto a los derechos humanos.

El tercer efecto del cambio de táctica fue la contaminación clasista del PAP. Como lógico requisito del juego democrático formal, el Partido tuvo que entrar en mixtificantes contactos con fuerzas políticas de centro y derecha. Además, usando la expresión de Seoane, se vio en la necesidad de acudir a los “resortes económicos” financiadores de las costosas campañas electorales de la segunda mitad del siglo XX. Sectores pequeño-burgueses desconocedores de la teoría aprista e, incluso, algunas fracciones de la burguesía nacional prestaron su respaldo financiero, claro está, a cambio del apoyo político del Partido en favor de sus intereses económicos.

Operando dentro de este marco, al prescindirse del basamento económico de su programa político, se rompe la disciplina ideológica del Partido, alterándose, en favor de los sectores mesocráticos la distribución clasista del poder al interior del frente único. Aprovechando la incipiente conciencia de clase y la falta de preparación de obreros y campesinos, las clases medias “olvidan” su rol de meras cooperadoras de las clases productoras y asumen la hegemonía dentro del movimiento. Al igual que sucediera con la Revolución Mejicana ,Víctor Raúl analizó el fenómeno en El antimperialismo y el APRA[2], las clases medias empezaron a servirse del Partido y a utilizarlo en su provecho clasista. Fue así que se adoptaron las decisiones más trágicas y erróneas de la historia aprista: la convivencia con Prado ,insigne representante oligárquico, y la coalición con Odría, dictador militar promotor del último holocausto partidario. El seguimiento de estos cursos de acción, en tanto conducta “realista” y “pragmática”, fue justificado como vital para los altos intereses del país. Quien denunciara el viraje estaría expuesto a la expulsión del Partido o a su implícita separación de él. El primero fue el caso de Luis de la Puente Uceda, uno de los dirigentes jóvenes más lúcidos y honestos del PAP, muerto en combate por los grandes ideales del aprismo; el segundo fue el de Manuel Seoane Corrales y Luis Felipe de las Casas Grieve, notorios críticos del ajuste táctico.

La rectificación del proceder partidario, el transcurrir de los años y su mismo envejecimiento personal traerían consigo la total adhesión de la alta dirección del PAP a la nueva táctica. En forma muy acentuada, diversos líderes apristas asumirán como objetivo exclusivo de acción el establecimiento de regímenes de democracia formal. En otras palabras, olvidarán la opción por el cambio de la sociedad y se alinearán en las filas conservadoras. El caso más notable de este fenómeno involutivo estará constituido por la figura del doctor Luis Alberto Sánchez. A estas alturas, la dirección del Partido ha dejado de ser revolucionaria. Su gestión intentará convertir al PAP en mera asociación de personas con fines electorales. Como consecuencia del ajuste táctico, el Partido Aprista deviene movimiento populista.

Resumamos, entonces, lo dicho. Los efectos de doblegación generados por la persecución fascista impulsan a la dirigencia del Partido a decidir un cambio en la táctica para la captura del poder. Entendiendo que el objetivo inmediato a alcanzar es la instauración de un régimen de democracia formal que asegure las libertades ciudadanas, se abandonará el propósito transformador para una segunda instancia de acción política. Adicionalmente, se descartará la vía insurreccional para la toma del poder, la que será reemplazada por la adhesión total y exclusiva al sistema electoral. Como consecuencia de estas decisiones se generará la progresiva desideologización, inmovilismo y contaminación clasista del PAP.

La persistencia y agudización de los rasgos descritos ,al prescindirse de la base económica del programa aprista, rompen la disciplina ideológica del Partido y permiten su hegemonización política por los intereses mesocráticos. A pesar de contar con una teoría revolucionaria correcta ,aunque olvidada, y con una composición clasista adecuada a la realidad peruana, el Partido se convierte en instrumento de la clase media y modalidad de club electoral defensor de la democracia formal. Es en esta coyuntura partidaria que se incuba la desviación populista que hoy rige los destinos del país. No es equivocado afirmar, por tanto, que a pesar de los actores debutantes y los nuevos métodos, hasta hoy el gobierno “aprista” sólo representa la continuación de las bochornosas convivencias de los años cincuenta y sesenta.

El vacío de poder post-hayista

Tras la muerte de Haya de la Torre, el Partido se vio enfrentado al natural vacío de poder posterior a la desaparición de todo máximo dirigente. Empero, la proximidad de los comicios de 1980 obligaría a enfrentar el problema, al menos de manera provisional. Llenaría ese vacío quien resultare electo aspirante presidencial del Partido.

En pos de tal candidatura pugnaron dos corrientes partidarias bastante definidas. La primera fue la representada por Andrés Townsend Ezcurra, expresión por excelencia de la rectificación táctica de los años cincuenta. La segunda tendencia se encarnaría en Armando Villanueva del Campo, quien sin dejar de aceptar el ajuste táctico de la dirigencia partidaria, recapacitaría acerca de la conveniencia de volver a las fuentes doctrinarias del aprismo.

Producida la lid interna pudo vencer Villanueva en razón a la identificación de la masa aprista con la recuperación de la doctrina y su ejecutoria personal de viejo luchador de la clandestinidad. Sin embargo, esas serían las mismas razones ,inaceptables para un electorado orientado por los grandes grupos de poder económico, por las que Villanueva perdería las elecciones generales de 1980, tal cual había advertido Víctor Raúl en El Antimperialismo y el APRA[3].

Los resultados de los comicios trajeron consigo la agudización y exteriorización de la pugna de tendencias: de un lado Villanueva; del otro Townsend, Prialé y Sánchez. Como consecuencia de ella resurgiría el vacío de poder dentro del PAP y, además, se expulsaría de sus filas a Andrés Townsend, en apariencia por grave indisciplina vinculada al proceso electoral. La realidad de esta separación sería otra. De los cuatro dirigentes nombrados, Townsend resultaría el candidato natural del populismo para las elecciones de 1985. Obviamente, su presencia obstaculizaría el surgimiento de nuevas figuras. Por eso, quienes promovieron su expulsión simplemente cumplían la función planificada de allanar el paso a un nuevo contendiente a la candidatura presidencial de 19854.

Con Andrés expulsado, con la vieja dirigencia liquidada a consecuencia de su propio viraje táctico y con una generación intermedia mermada por la separación o alejamiento de sus más esclarecidos exponentes, estaban dadas las condiciones para el surgimiento hegemónico de nuevos líderes, dotados de gran ambición personal. El más caracterizado de ellos fue el diputado Alan García. Catapultado en 1982 a la Secretaría General del PAP, le sería sumamente fácil llenar el vacío de poder partidario y acceder a la candidatura presidencial para los comicios de 1985[4].

La apertura de los años ochenta

Entre 1962 y 1980, a pesar de su rectificación táctica, los resultados electorales obtenidos por el Partido Aprista no fueron halagadores: nunca sobrepasaron el 36o/o de la votación nacional[5]. Lógicamente, esta insatisfactoria constancia tendría que alterarse de manera radical si se deseaba vencer en los comicios generales de 1985. De acuerdo al artículo 203 de la nueva Constitución Política de 1979, el presidente de la república debería ser elegido “por más de la mitad de los votos válidamente emitidos”, haciéndose uso del sistema de doble vuelta electoral en caso de ser necesario.

Había pues que elevar los sufragios partidarios en forma significativa. La única vía que permitiría acceder al gobierno sería dejar de ser una fuerza de tercio electoral. Así lo entendió el candidato del PAP, quien estableció la exigencia de obtener la mayoría constitucional. Debería evitarse la posibilidad de una segunda vuelta desgastadora de imagen y exigente en materia de compromisos programáticos. Además, sería conveniente asegurar la obtención de una amplia mayoría parlamentaria, que luego hiciera posible tentar la reforma del artículo 204 de la constitución y permitir la reelección presidencial inmediata.

Para obtener el ansiado sexto poblacional faltante debería llevarse a su máxima expresión la rectificación táctica iniciada en los años cincuenta: habría que pasar a la etapa de degradación del contenido aprista del Partido. El candidato presidencial de 1985 no debería aparecer mezclado con figuras que hicieran recordar a los sectores de ingresos altos y medios el contenido revolucionario del aprismo. El nuevo ajuste a realizar tomaría la forma de “apertura del Partido”. Había que cambiar de imagen, “abriendo” las puertas del PAP a todas las fuerzas políticas de izquierda, centro y derecha; independientes y antiguos anti-apristas; civiles y militares; ex-funcionarios de la primera o segunda fase del gobierno militar.

El expediente aperturista se inspiró en la táctica usada por Acción Popular para llegar al poder a comienzos de los años sesenta. Bourricaud describe la “apertura” belaundista, permitiéndonos apreciar la similitud de las iniciativas:

Acción Popular busca la apertura. Pero, ¿bajo qué forma se representa la integración de la “masa”, de esas “mayorías nacionales”, para hablar como los apristas de la década del treinta, que hasta entonces permanecían al margen de la vida nacional? No ya a través de la mediación voluntarista de un partido cerrado, de una élite de combatientes y de revolucionarios, sino más bien merced a la sola participación de grupos ya existentes en el movimiento del arquitecto… ¿Cuáles son los objetivos del arquitecto? Despertar y reunir todas las energías disponibles.[6]

Con la seguridad derivada de su anterior aplicación exitosa, el vendedor concepto fue puesto nuevamente en circulación. Se afirmó que, de esta manera, el público dejaría de ver al APRA como un partido sectario o integrado por fanáticos violentistas. Es esta la forma como el Partido Aprista siguió el ejemplo de Acción Popular, convirtiéndose en un mero club electoral. Las palabras que uso Bourricaud para calificar a ese partido podrían aplicarse al caso del PAP de 1985, convertido en “una máquina para ganar elecciones o, más precisamente, para ganar una elección presidencial.”[7]

Esta vez la táctica daría resultados positivos. El 14 de abril de 1985, el Partido Aprista ganaría ampliamente los comicios, favorecido por una coyuntura electoral totalmente propicia. Ésta incluiría la presencia simultánea de un conjunto de factores objetivos y subjetivos. La persistencia de la grave crisis económica, social y política, el agotamiento cronológico de los principales líderes de Acción Popular y el Partido Popular Cristiano y la falta de carisma y magnetismo personal descalificaron a los candidatos gobiernistas; el desgaste político propio del ejercicio de la alcaldía de Lima, el temor de ciertos sectores de la sociedad al triunfo del comunismo y la abúlica conducta electoral de su candidato actuaron en contra de Izquierda Unida.

Empero, si bien el belaundismo fue ampliamente derrotado en las elecciones generales, el populismo, entendido el concepto en su sentido sociológico, se afianzó en el poder.

El 28 de julio siguiente, el candidato del PAP asumiría la responsabilidad de dirección de la república. A partir de ese momento, el país comenzaría a navegar en los mares de un nuevo populismo. Por consiguiente, suponer que el APRA gobierna a partir de esa fecha constituye un grave error de apreciación. Cuesta efectuar este reconocimiento, sobre todo si se lleva el aprismo más en el corazón que en el cerebro. Parece un hecho increíble; sin embargo, la política peruana es así.

EL POPULISMO EN ACCIÓN

Es el momento, ahora, de presentar una breve caracterización del populismo gobiernista, en tanto desviación política del aprismo doctrinal.

En este libro, se entenderá que el populismo es la típica expresión política de un sector de las clases medias que, habiendo captado superficialmente la problemática del país, aspira llegar al gobierno (subir) y retener la hegemonía política por el mayor tiempo posible (durar). En la practica, el populismo tiene una aprehensión del poder como un fin en sí mismo, a pesar de sus originales intenciones de mejoramiento de los sectores desfavorecidos.

El grave problema del populismo es que pretende la elevación del bienestar social careciendo de un programa de transformación revolucionaria. Un gobierno populista normalmente adopta aplaudidas medidas económicas ,mejoras salariales, controles de precios, o iniciativas sociales como son la habilitación estatal de plazas de trabajo, creación de clubes de madres, o puesta en marcha de aldeas infantiles.

Sin embargo, las acciones populistas no intentan llevar adelante un auténtico proceso de cambio; sólo afectan la epidermis del sistema. Dejan intactas las estructuras de explotación y dependencia pre-existentes. Como consecuencia de este querer quedar bien con todos y no querer afectar a nadie, la nación se ve inmersa con rapidez en serios desequilibrios económicos. La agudización del conflicto social conduce finalmente al fracaso del modelo, desencadena la crisis política y determina, en la mayoría de casos, la sustitución del régimen populista por un gobierno de fuerza.

Los antecedentes históricos

El fenómeno populista no es nuevo en el país. Jorge Basadre recuerda en Perú: problema y posibilidad que ya anteriormente la patria conoció ufanos ejemplares de esta desviación política:

“”En el siglo XIX, el precedente histórico se apellidaría Castilla, El ilustre tacneño afirmaría respecto a él que “la situación se le presentaba frente a las siguientes palabras: subir, durar.”[8]

A comienzos de la presente centuria, la tendencia se expresaría a cabalidad en la persona de don Augusto B. Leguía. Basadre recordaría la trágica consigna del dictador del oncenio, siempre desdeñoso del natural desgaste del poder: “durar”.[9]

Posteriormente, a comienzos de los años sesenta, aparecería en escena Fernando Belaúnde Terry, hasta hace muy poco tiempo el exponente más genuino del populismo peruano. En cuanto a Belaúnde, Bourricaud explicaría: “”A la pregunta: ¿qué hacer?, Fernando Belaúnde jamás dudó de que una sola cosa era de seguro necesaria y acaso del todo suficiente: ¡llegar a la presidencia de la república!””[10]

Belaúnde aspiraba “subir”; Leguía quería “durar”; Castilla ansiaba ambas cosas. El nuevo populismo se sentiría discípulo de los tres. Por un lado, García es a Leguía como “el futuro diferente” es a “la patria nueva”. Comparten además las intenciones de perennidad en el poder. Por otro lado, el belaundismo y el alanismo se asemejan como dos gotas de agua. El Perú como doctrina es al compromiso con todos los peruanos como Fernando es a García.

En especial, Belaúnde, triunfador de dos procesos electorales previos, señalaría el camino que debería seguir aquel peruano que quisiera acceder al poder y permanecer en él. Esto último, por supuesto, sólo podría asegurarse en la medida que no se cometieran los errores en que FBT incurrió. Después de todo, para algo debería servir la experiencia. Habría pues que participar del mismo estilo de manejo personal y administración de imagen del político arequipeño.

En resumen, el populismo de los años ochenta puede asimilarse a un extraño emplasto político de leguiísmo y belaundismo, al cincuenta por ciento por cada parte; corregido y aumentado; desprovisto de su original esencia aprista y presentado en envoltura llamativa .

Los métodos

Los procedimientos básicos usados por el populismo están dirigidos a influenciar sobre el Partido Aprista y la colectividad nacional. En la búsqueda de los objetivos de “subir” y “durar”, el populismo acudirá al procedimiento de la degradación partidaria; presentará en su reemplazo una propuesta alternativa gaseosa y no conflictiva y manipulará a la opinión pública mediante la instrumentación de los medios de comunicación social.

La degradación partidaria

Haya de la Torre tuvo una visión muy clara de los rasgos que configuran la existencia de un partido político orgánico. Estos serían la existencia de la ideología, el programa, la acción colectiva, la disciplina y el control del partido por la opinión pública:

“”El gobierno de un país, especialmente de un país como el nuestro, exige muchas condiciones superiores no sólo en un hombre, sino en un grupo de hombres vinculados por una ideología, consecuentes a un programa de principios y sujetos a una disciplina. Vale decir, hombres de un partido orgánico, controlados por la opinión pública.””[11]

Sin embargo, Celso Furtado también escribiría con toda razón, tiempo atrás, que “en los movimientos populistas todo se sacrifica para subir al poder, que casi siempre se confunde con sus símbolos ,muchas veces entregados a los líderes populistas a través de hábiles maniobras estratégicas de las clases dominantes, con el fin de satisfacer su vanidad.”[12]

En la presente experiencia, el sacrificado en el altar del poder sería el Partido Aprista Peruano. En típica actitud populista, el nuevo gobierno renunciará a la doctrina y el programa partidarios; prescindirá del control de la opinión pública y dejará de lado a sus cuadros políticos más ideologizados y honestos. Cayó así en el natural autocratismo, tan propio de los regímenes populistas.

Haya de la Torre previno sobre esta peligrosa desviación. Al respecto opinó: “El autócrata que rige acompañado por su taifa no reconoce la organización partidaria ni se interesa por constituir la suya propia. L”Etat cest lui. El Estado es él.””[13]

Contrariamente a la práctica populista, Víctor Raúl censuraría prescindir de los movimientos políticos para efectos de gobierno. Sería muy enfático en defender el papel rector que deberían jugar los partidos en la determinación de los rumbos gubernativos:

“”No podemos aceptar nosotros que se diga que la única forma de gobierno es la de ponerle una vela a Dios y otra al diablo. No podemos admitir nosotros que se diga que la única forma de gobierno para la Nación es gobernar sin partidos. Eso es falso. Eso es gobierno de dictadura. Los gobiernos democráticos gobiernan con partidos, y los partidos mayoritarios son los que determinan la acción del gobierno.””[14]

El abandono de la ideología y el programa

Una característica básica de todo populismo es su prescindencia ideológica y programática. Celso Furtado destacó así el fenómeno:

“”La falta de contenido ideológico ha sido la principal característica de los movimientos de masas heterogéneas surgidas en América Latina, lo que explica su rápida degeneración en populismo.””[15]

En nuestro caso, los objetivos de “subir” y “durar”, la necesidad de practicar el transformismo político y la intención de impedir la ocurrencia de conflictos desestabilizadores, indujeron al nuevo caudillo a abandonar definitivamente la ideología y a renunciar a la ejecución de programa político alguno. El populismo no puede aceptar la vigencia de compromiso ni ataduras programáticas que limiten su capacidad de maniobra para retener los símbolos y los privilegios del poder.

En este proceso jugaron un rol muy importante los especialistas en marketing político, que basan el accionar de los líderes no en ideología o programas sino en encuestas o poses cuidadosamente estudiadas.

Refiriéndose a Leguía, en texto aplicable al nuevo populismo, Basadre señalaba que el presidente, “careciendo del lastre de las ideologías, podía maniobrar ágilmente por los altibajos de la política, apoyarse en elementos heterogéneos y cambiar de política.”[16]
Hoy, al igual que ayer, el caudillo populista debe estar en capacidad de demostrar ser un aprovechado gimnasta de la política. Por eso, tomaría mucho de la polifacética y vacía ubicuidad leguiísta:

“”Siendo oligarca, habló en algunos discursos de socialismo. Ajeno a las reivindicaciones de la raza oprimida, exaltó a nuestros hermanos los indios. Con optimista resolución, abordaba las soluciones, ajeno al miedo ante las responsabilidades. Sin trabas éticas ni de casta, una vez satisfecha su ambición, aceptaba a quien habiendo sido su enemigo de ayer, quisiera acomodarse bajo su égida. Deferente y afable, su sonrisa y su sobrio acicalamiento en el vestir, contrapesaban a la luz fría de sus ojos y la dureza de su mentón.””[17]

Similar conducta observaría el belaundismo en la década de los sesenta. Al respecto, Bourricaud recordaría que el populismo “no quiere ser una filosofía que suministre respuesta a todos los problemas de la vida pública y privada. Mucho antes que doctrina, es un estilo o, mejor aún, un eclecticismo antes que un estilo.”[18]

No obstante, no se crea por este motivo que el populismo no es capaz de atacar o identificarse con determinadas posiciones aparentemente friccionales. El caudillo puede censurar a la oligarquía o, incluso, confesarse socialista, como lo recuerda el sociólogo francés. Pero tales declaraciones no pasan de ser figuras retóricas sin contenido real ni convicción verdadera: “”Por lo demás, hemos visto con qué precaución… previene las reacciones negativas. Ataca a la oligarquía, pero, ¿quién no la ataca desde 1956? Veremos que el propio general Odría se califica de socialista.””[19]

La inmolación ideológica permite entender porque nunca se entregó para el conocimiento público el plan de gobierno, conocido como Plan del Perú, formulado por la Comisión Nacional de Plan de Gobierno del PAP (CONAPLAN). Un programa de acción que aspira a llevar adelante la revolución de pan con libertad; la justicia social; la república de trabajadores; el estado antiimperialista; la transformación de las relaciones de propiedad; la redistribución del ingreso; la democracia funcional; el congreso económico; la prioridad del cooperativismo; la reforma tributaria; la verdadera regionalización del país; la reforma urbana; el cambio radical de la educación; la construcción de la universidad científica, democrática y popular; la promoción de la integración latinoamericana; la solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo y otros planteamientos fundamentales del aprismo resulta totalmente disfuncional para los objetivos populistas.

La amnesia ideológico-programática del populismo está en abierto enfrentamiento con la doctrina aprista. Así lo expresó Víctor Raúl en Pensamientos de crítica, polémica y acción: “”Los partidos políticos cualquiera sea su bandera, deben demostrar que tienen la capacidad de gobernar por sí mismos. Por eso son tan necesarios hoy los partidos de programas integrales y precisos. Sobre todo, los partidos con programas económicos.””[20]

Al abandonar la ideología y dejar la realización del programa para mejores tiempos, la política deviene politiquería. Al menos así pensaba Víctor Raúl:

“”Entonces aparece la politiquería y su portavoz el politiquero o politicastro de aventura que representa la desviación anárquica, la venalidad sin escrúpulos, la demagogia desembozada y notoriamente la total orfandad de todo ideario y norma. Es así que surge el explotador oficial del chauvinismo; el demagogo aupado al mando sin popularidad, que la busca adulando al pueblo, y el autócrata criollo repetidor de la socorrida frase: “mi única política es la patria y mi único partido lo forman quienes están conmigo”. Soberbiamente reacio ante cualquiera forma organizada y culta de opinión pública, es éste el tipo de tirano hostil hacia toda disciplina de partido que implique control de sus actos. Ellos no tienen otros móviles que el rebajado personalismo y el sórdido interés del sátrapa y su camarilla.””[21]

La marginación de los cuadros

Por su poderío como máquina electoral, la organización del PAP, sus cuadros y sufrida militancia fueron utilizados en función del logro de los objetivos populistas. Una vez cumplido tal designio, serían dejados de lado y reemplazados por amigos y conocidos del caudillo hasta que un nuevo proceso electoral obligue a reengancharlos.

Es así como el nuevo régimen llegará a caracterizarse por la marginación política de un amplio sector de apristas ideologizados y honestos. El descarte se produjo por la voluntad populista de impedir que equipos disciplinados ocupen ubicaciones estratégicas dentro del nuevo gobierno, pudiendo poner en peligro real los intereses de los grupos de poder económico. También influyó en este apartamiento, la exigencia de incondicionalidad al líder populista, pretensión no aceptada por quienes vieron en ella la inocultable expresión de la desviación caudillista.

Cuando se pidió explicaciones sobre esta conducta, el caudillo expresó en forma pública que el Partido Aprista carecía de cuadros político-técnicos adecuadamente preparados para el desempeño de la gestión estatal.

¿Qué hubiera opinado Haya de la Torre sobre el argumento populista?

En principio, si la respuesta del caudillo hubiese sido cierta, hubiera dejado en claro que un partido sin capacidad propia de gobierno no debería tener el derecho de dirigir el país:

“”Cuando un régimen político se establece por la victoria de un partido que logra el poder, hay que suponer que ese partido representa un principio político económico con capacidad propia para cumplirlo. Si un partido político carece de esa capacidad, ese partido no merece el gobierno. Entonces si es posible negarle el derecho de dirigir.””[22]

En segundo término, Víctor Raúl hubiera reconocido la responsabilidad partidaria en la preparación de recursos humanos ideologizados, tecnificados y disciplinados para la acción ejecutiva:

“”No hay escuela política posible sin un partido organizado en el poder, porque el partido cuando es principista y económicamente adoctrinado, es base de preparación técnica y disciplina para dirigentes y dirigidos. Pero la acción pedagógica de un partido político debe completarse por la acción pedagógica del Estado.””[23]

En tercer lugar, hubiera afirmado que la función pública requiere de profesionales y técnicos peruanos, capaces y honestos, que deberían ser atraídos y retenidos por el estado, no importando cual sea su filiación política:

“”No hay que olvidar, sin embargo, que hay una categoría de funcionarios del estado que deben ser técnicos permanentes en las dependencias públicas, lejos de las contingencias de la política.””[24]

Sin embargo, también hubiera prescrito que el Partido tendría que colocar a sus mejores exponentes en los puestos más importantes de la administración pública, a fin de asegurar que la ideología y el programa guíen la gestión gubernativa[25]:

“”El servidor público, el funcionario, el civil servant del léxico político inglés, debe ser preparado y seleccionado tanto por el Partido como por el Estado.””[26]

Finalmente, coincidiendo con Seoane, Haya de la Torre, hubiera advertido respecto al posible oportunismo e inmoralidad de los técnicos “independientes” personajes que “piruetean a través de todas las situaciones” y siempre están a la búsqueda de acumular éxito y poder:

“”Los que no representan un partido político, los que no tienen detrás de sí masas que al mismo tiempo que los respaldan los controlen, ésos tienen una posición peligrosa.””[27]

Justamente, la política populista de colocación de “independientes en los puestos estratégicos de la administración pública ,marginando a los cuadros partidarios, contribuyó a la degenerativa falta de mística que se observa en múltiples dependencias estatales.

La renuncia a los símbolos apristas

Otra muestra de la degradación partidaria dispuesta por el populismo fue la renuncia a los símbolos apristas. Así se dejarán de lado valores, mística, fórmulas de saludo, himnos, voces de orden, emblemas y hasta la historia del PAP. Serán reemplazados por el culto a la personalidad del caudillo. Así, éste se enfrentaría directamente a la enseñanza original del aprismo. Víctor Raúl pensaba de otra manera:

“”Nuestras fórmulas de saludo y nuestras palabras de afirmación no son cifras vacías ni externas manifestaciones de rito. Son expresiones de algo más hondo y referencias de lo que es el Partido como hermandad, como escuela y como fuerza unitaria. Es preciso que todo eso se sepa para que el verdadero compañero cumpla realmente con su misión.””[28]

Esta política llegó a lamentables extremos. Por ejemplo, algún alto dirigente llegaría a expresar públicamente que había hecho mucho daño al Partido la afirmación de fe doctrinaria condensada en la frase “sólo el aprismo salvará al Perú”. Vergonzosamente, con un plumazo muy propio de su vanidosa y terca subjetividad senil, descartó las últimas palabras de Carlos Phillips, héroe del aprismo, fusilado por su participación en la Revolución de Huaraz.

Haciéndose eco del significado acordado a la frase por los enemigos del Partido, ese personaje destinaría al olvido forzoso la explicación que Víctor Raúl diera en 1932, a raíz de la instructiva que se le abriera por supuestos delitos contra el Estado:

“”A la última parte de las preguntas del señor Juez sobre el sentido de nuestra palabra de orden, “sólo el aprismo salvará al Perú”, debo declarar que no es en nuestra opinión el aprismo solo, como Partido que excluye toda otra colaboración, sino el aprismo como doctrina, como programa, como línea directriz, en el que caben todas las colaboraciones y todas las ideas sujetas a un plan constructivo y realista.””[29]

La propuesta alternativa

Empero, en la escena política, al igual que a un compromiso en la vida personal, uno no puede presentarse con las manos vacías. Por este motivo la ausencia ideológica tendría que ser disimulada con la enunciación de ciertos planteamientos genéricos no conflictivos con los cuales se pudiera llamar la atención de la opinión pública.

Como decía Bourricaud respecto a Belaúnde, en palabras enteramente aplicables a nuestro caso, “para ganar elecciones, hay que llegar al público o más bien a públicos muy diversos, y a ellos se dirige… No pretende atraérselos ni por la imposición de una disciplina estricta, ni por la predicación de una serie de fórmulas o de un catecismo.”[30]

Es cierto: el populismo reemplazará la ideología y el programa con dos propuestas que por su elevado grado de imprecisión encontrarán la aprobación unánime: el nacionalismo y el anticentralismo.

La primera gran propuesta ,al igual que Belaúnde hiciera hace tres décadas, sería el nacionalismo. Las siguientes palabras del arquitecto, citadas por Bourricaud del folleto belaundista Pueblo por pueblo bien podrían haber sido pronunciadas por el nuevo líder populista:

“”Hemos logrado arraigar en la ciudadanía la honda convicción de que en nuestro propio suelo está la fuente de inspiración de una doctrina, siendo innecesario importar ideas político-sociales a un país que desde el remoto pasado se distinguió en producirlas… Si de alguna gloria nos ufanamos es, precisamente, de haber encontrado una solución peruana para los problemas nacionales.””[31]

No debe perderse de vista que el nacionalismo populista permitiría consolidar el frente político interno siempre y cuando se lograra asegurar la acechanza del “peligro” imperialista que permitiera reclamar tal unidad nacional. Es por esto que la historia volvería a repetirse. Al igual que ayer Belaúnde, se “manifiesta desconfianza y escepticismo respecto de toda solución que acreciente la dependencia del país de los mercados y capitales extranjeros… El nacionalismo… cobra un relieve más acusado: la desconfianza hacia las grandes compañías extranjeras y especialmente hacia la famosa International Petroleum.”[32]

Muy rápidamente, sin embargo, el nuevo gobierno seguiría la misma conducta de Belaúnde frente al imperialismo. Los contratos petroleros y el convenio aéreo comercial con los Estados Unidos son pruebas palmarias del falso nacionalismo populista.

Pero hay más. Al igual que antes lo hiciera Acción Popular, sería importante “reivindicar” las aspiraciones de las provincias olvidadas, el interior marginal de la república, el campesinado y la agricultura. Así el populismo debería establecer, al menos en la retórica,

“”Una ruptura deliberada con los hábitos centralistas y un esfuerzo por recoger las exigencias provincianas. La provincia no puede gobernarse como simple colonia, a base de un centralismo por control remoto, no sólo ineficiente, sino ofensivo al decoro de las regiones que mis adversarios no se han dignado visitar… Voy en busca de los pueblos a escuchar su reclamo y recoger su esperanza. No aguardo en la quietud de mi casa que ellos toquen a mi puerta. Soy yo quien los visita en la costa, en las serranías, las punas y las selvas.””[33]

Como se podrá percibir, el mensaje belaundista y el del nuevo caudillo son excesivamente parecidos. La anterior cita, tomada de un discurso de Belaúnde, no desentonaría en una perorata del líder de 1985.

Según Bourricaud, es así como el populismo “piensa contar con las esperanzas que ha hecho nacer casi por todas partes anunciando los prodigios que no dejarán de hacer surgir las iniciativas espontáneas de las comunidades, de las aldeas perdidas en la sierra… Ante todo, para él el punto de referencia es la sierra.”[34]

Empero el anti-centralismo oral es uno de los rasgos que permite apreciar con mayor nitidez las limitadas intenciones del populismo. En efecto, la constitución política del Perú establece plazos perentorios para la regionalización y descentralización del país. Estas acciones, incluidas hace más de medio siglo en el ideario aprista, constituirían un paso importante en el camino de la ampliación de la base de sustento de la democracia en el Perú y la transformación de la estructura del estado. Desafortunadamente al menguar las atribuciones de los órganos políticos centrales, el proceso constitucional entra en conflicto con los objetivos personalistas de concentración del poder, tan caros al populismo.

Es esta la razón que explica porqué, inicialmente, se ensayará la distracción de la opinión pública con la propuesta de la micro-regionalización. Esta permitiría manejar publicitariamente el concepto de anti-centralismo y postergar de manera indefinida la creación de las regiones y los respectivos órganos de gobierno, sin cuya implantación no podrá haber una efectiva descentralización en el Perú.

A lo largo de 1986, el caudillo persistiría en su actitud. Así, a mediados de ese año, el nuevo líder enmendaría la plana a un prolífico diputado organizador de eventos de diversa naturaleza, entre ellos de regionalización y temas afines. A tan distinguido servidor suyo, el gobernante populista propinaría una lección de descentralización sin creación, por supuesto, de gobiernos regionales. Dijo en esa oportunidad el caudillo que antes que regionalización, lo que el Perú requería era descentralización. En forma irónica, se adhirió justamente a la tesis que Haya de la Torre combatiera: la descentralización de los explotadores, manteniendo la estructura de poder centralista.

Meses después, en marzo de 1987, el caudillo tendría que decir exactamente lo contrario, no por convicción ni voluntad propia sino forzado por la exigencia de eclipsar con el tratamiento del tema la consideración de aspectos negativos para su gestión como los constituidos por el asalto a las universidades y la aparición del informe de Amnesty International en torno a la masacre de los penales.

La manipulación de la opinión pública

Como ya se ha establecido, el populismo sigue mecánicas y pautas de conducta precisas. Una de ellas ,la manipulación de la opinión pública, fue destacada hace dos décadas por Celso Furtado: “”Hasta el presente, la acción política apoyada en masas heterogéneas ha asumido la forma de populismo, que consiste en la manipulación de la opinión pública en función de objetivos personalistas.””[35]

La necesidad de digitar a la opinión pública obliga al caudillo populista a asegurar su influencia eficaz, directa o indirecta, sobre los medios de comunicación social.

Deberá asegurarse que éstos transmitan el mensaje apropiado, la noticia correcta y el detalle preciso que permita acondicionar la moldeable opinión pública a las exigencias del populismo. ¿Cómo lograr este objetivo? Alguien podría pensar que sería necesario expropiar diarios o estaciones de radio o televisión. Como se podrá comprobar esto no fue necesario. Bastó con utilizar los servicios de los dóciles medios de expresión de los principales grupos del intocable poder económico. O designar como asesor presidencial al dueño de una poderosa red de televisión. O nombrar a algunos directores de diarios o periodistas-clave como asesores de prensa de tal o cual ministro. O facilitar la elección como parlamentario de algún propietario de periódicos. O recordar permanentemente a ciertos medios sus cuantiosas deudas con el sistema financiero. O administrar con inteligencia la cuantiosa publicidad de las dependencias del gobierno central y las empresas públicas. O establecer uno que otro medio de expresión. Así de fácil.

Obviamente, detrás de la política populista se oculta la concepción del caudillo en cuanto a la prensa. De acuerdo con ella, los medios de comunicación social deberían estar bajo su control real.

El caudillo

El movimiento populista, en la generalidad de los casos, se encarna en un hombre que deviene caudillo.

El caudillo logra convocar inicialmente un amplio movimiento de apoyo en su favor. Exhibe ante el país una figura aparente. Se trata de un hombre providencial, de amplia capacidad histriónica y marcado dinamismo juvenil: él es “el conductor” ,recuérdese que en alemán la palabra führer tiene este significado,. Sin embargo, a pesar del decorado, la realidad indicará finalmente otros rasgos característicos que se procurará mantener ocultos: el individualismo, la improvisación, la falsificación política y la inmoralidad. Como decía Víctor Raúl,

“”El caudillo es el producto del exceso de energías de un pueblo que ,por lo menos en el instante en que aparece, no tiene ni pauta, ni ruta, ni plan. Es una fuerza caótica, desorientada, carente de una materia histórica que modelar, que conformar, que bruñir Todo en él se va en violencia, en estampido, en sangre, cuando no en infecundos ensayos, en fallidos propósitos o en fantásticos delirios de grandeza. El caudillo salta cuando los ejes del mecanismo social de un pueblo se descentran o se rompen. Es, pues, el caos y el desorden hechos individualidad humana.””[36]

La apariencia

El caudillo se muestra ante la opinión pública con aristas personales bastante definidas. Se trata de un hombre providencial, mesiánico y necesario; con grandes aptitudes para la actuación política; de inacabable dinamismo juvenil.

El hombre providencial

Pasando por encima de las enseñanzas de Haya de la Torre y aceptando más bien la influencia de Leguía, el gobernante populista se mostrará ante la colectividad corno el Mesías demandado para la salvación de la patria. Al igual que en el oncenio, con el nuevo caudillo volveremos a pensar que puede existir un “líder de la Patria Nueva”. Estaremos, nuevamente, frente al “Júpiter Presidente”, el “Gigante del Pacífico”, el “nuevo Viracocha”.

Al respecto, hace mucho tiempo ya, los fundadores del aprismo dieron una completa explicación acerca de la figura política del providencial. De acuerdo con ellos éste sólo podría surgir en sociedades de muy atrasada vida política, en las que todavía se cree en la ocurrencia de milagros o fenómenos sobrenaturales:

“”En una sociedad organizada no pueden surgir, tampoco, los hombres providenciales. El providencialismo es una forma de la superstición, es una supervivencia de primitivas y oscuras latrías. Un pueblo que cree en el providencialismo de un hombre es como un niño que cree en genios miliunanochescos o en fantasmas sobrenaturales. Una sociedad organizada tiene confianza en sí misma; sabe que en ella, como entidad colectiva, reside únicamente la clave de sus destinos, y no espera nunca que le venga del cielo, como un fruto milagroso, lo que sus entrañas han sido incapaces de concebir.””[37]

El incipiente grado de desarrollo de la política peruana permite el surgimiento de los “providenciales”. El populismo de los años ochenta es un fenómeno de profunda connotación mesiánica.

Desafortunadamente, los providenciales arrastran graves problemas consigo. Uno de ellos es la seguridad que tienen en su infalibilidad absoluta. Los nuevos Mesías son genios que nunca se equivocan. No aceptan críticas ni consejos. En extraña premonición, Víctor Raúl explicaría al respecto:

“”Así surge el providencial, el mesiánico, el hombre necesario situado más allá de toda correlación o medida crítica, por encima de cualquier consejo o advertencia, tan absoluto ,y generalmente mucho más ignorante,, como cualquier déspota asiático de la antigüedad. Sobre él no hay regla o principio que sean valederos. Jamás se equivoca. Es como el “caudillo” o el Duce: a sempre raggione. Omnisapiente, infalible, ¡ay de aquel que ose dudar de su sabiduría: será reo de lesa patria!”[38]

La capacidad histriónica

El caudillo populista demostrará singulares cualidades para la actuación política. Al fin y al cabo, si se desea “llamar al pueblo” y “movilizar las masas” se debe efectuar un aporte propio, personal. Bourricaud comentó que el caudillo populista “”dispone ante todo de su capital de seducción personal, de su arte de inventar bellos gestos y hermosas frases… de su aptitud para dramatizar… y para desempeñarlos papeles simpáticos… Procura trocar en favorable una situación, respondiendo al reto que ésta inflige a sus pretensiones, por medio de gestos o de posturas.””[39]

Esta versátil habilidad para la actuación articula a la perfección rasgos en apariencia contradictorios, en realidad complementarios, destinados a realzar la imagen del líder. Analizaremos un par de ejemplos que permitirán que nos expliquemos.

El primero de ellos lo podemos encontrar en la invasión del terreno del ex-fundo Garagay. Ciertamente cumpliendo órdenes emanadas del ministerio del interior ,es decir del gobierno, las fuerzas policiales reprimieron a los invasores de manera inhumana, quemando sus escasas pertenencias y devastando lo que encontraron a su paso. Con posterioridad acudió a la zona el presidente de la república en persona, quien anunciaría la solución del problema, la inminente expropiación del terreno y el traslado de algunos invasores a otras áreas.

El segundo ejemplo lo proporciona la elevación de las tarifas del servicio eléctrico, en los inicios del presente régimen. En principio, el organismo gubernamental responsable autorizó una determinada alza que luego sería reducida por orden del presidente de la república.

En ambos casos se produjeron situaciones impopulares, inducidas por la acción gubernativa. El líder populista intervino, corrigió a equivocados y torpes funcionarios y defendió a los más pobres del abuso que se quería cometer con ellos. Es así como se desempeñan los papeles simpáticos, dejando que otros miembros del gobierno asuman los roles ingratos.

El dinamismo juvenil

Una característica importante del populismo es presentarse ante la opinión pública como un movimiento joven, sin compromisos con los viejos equipos. Refiriéndose al populismo naciente, Bourricaud recordó que “se presentaba como un movimiento joven, sin ataduras ni compromisos con nadie.”[40]

Debe recalcarse que esta acción política juvenil no debe guardar lazos con dirigencias envejecidas o estereotipadas frente a la opinión pública, aún así estas provengan del partido del líder populista: “”A este respecto (en) los discursos que pronuncia… es perceptible el tono juvenil, ardiente, heroico. El recién llegado a la escena política… pone especial cuidado en distinguirse de los viejos equipos.””[41]

Un rasgo esencial del populismo es presentar al joven caudillo como hombre en permanente actividad. Bourricaud lo recuerda con estas palabras:

“”Los rasgos políticos se ordenan en torno de un tema central de dinamismo, de actividad… Candidato de la juventud… ataca el “inmovilismo” de sus predecesores y denuncia la “inmoralidad”…Toma también sus distancias respecto de las figuras ya conocidas y ofrece al pueblo la opción entre el inmovilismo y la renovación, la fuerza capciosa de los pactos y el poder de la espontaneidad popular, entre el pasado con sus errores y el futuro con todas sus esperanzas.””[42]

El extremado dinamismo juvenil se expresa en variadas formas de exhibicionismo.

La más elemental se refiere a la recargada actividad presidencial, tan necesaria para impresionar a cierto periodismo que sólo recoge apariencias y no contenidos. De esta manera, se considerará muestra de dinamismo manejar helicópteros; conducir camionetas de doble tracción; hacer disparos certeros en tanques del ejército; revisar chancherías; organizar prolongadas “reuniones de coordinación” ,obviamente televisadas, con funcionarios públicos; visitar ampliaciones de maternidades; fiscalizar la apertura de campos deportivos; inspeccionar panaderías o supervisar refacciones en playas, como si para desarrollar esas tareas no existieran los funcionarios apropiados. La búsqueda de primeras planas así diseñada permitirá a algunos medios de expresión indicar que el presidente marcha a una velocidad a la cual no caminan los ministerios, la administración pública, el poder legislativo ni el poder judicial. El anterior comportamiento obedece a la necesidad que tiene el populismo de hacer olvidar los problemas trascendentales del Perú, contra los cuales no se desarrollan acciones efectivas.

En segundo término puede mencionarse la extravertida conducta del caudillo. Ésta trata de demostrar que el presidente no cae en el juego de verse retenido dentro del Palacio de Gobierno. La extraversión del nuevo líder populista sería una aplicación corregida del ejemplo de don Augusto Bernardino Leguía, quien gustaba de “las fiestas sociales, las veladas teatrales, el hipódromo (y) el juego de carnaval.”[43] En nuestro caso, la modalidad por excelencia de expresión dinámica es el balconazo. Sirve también para apreciar el tipo de movilización popular que se desea. El pueblo, adecuadamente manipulado, servirá para el aplauso, la aprobación y la afirmación de las intenciones populistas. No se pretenderá en ningún momento la genuina participación popular que sirva de sostén y control de un auténtico proceso de cambio social.

No obstante, la muestra más elevada de esta movilidad está representada por la presencia populista en importantes eventos internacionales. Belaúnde en los años sesenta tuvo su Punta del Este. El líder de los ochenta debería sobrepasar el ámbito estrictamente latinoamericano y penetrar, sin mayor preámbulo, en la escena mundial. Por ello, aceptaría y tratará de usar en provecho personal hasta la más mínima posibilidad de ejercer presencia internacional.

La realidad

La realidad del caudillo populista es bastante distinta de la imagen que se le atribuye. En verdad, el caudillo es un hombre caracterizado por una inquietante desorientación histórica; un instintivo que actúa en un marco de improvisación, inmediatismo y mediocridad; un individualista que cultiva la arrogancia, el autoritarismo y la falsificación política. Su gobierno incurre prontamente en la inmoralidad.

El individualismo

En principio, el rasgo más importante de la realidad del caudillo populista es la sensualidad por el poder demostrada en su marcado individualismo.

El APRA siempre criticó los sesgos políticos de carácter individualista. Víctor Raúl afirmaría a propósito de la magnitud del esfuerzo a realizar para resolver la crisis peruana:

“”El problema es inmenso y no podemos creer que ninguno de nosotros tiene la solución total. Si yo hubiese creído que tenía la solución total de los problemas del Perú no habría pedido la ayuda de los apristas. No hubiera fundado el Partido. Y he fundado un partido porque me sentía incapaz e impotente de resolver solo los problemas que, sin embargo, divisaba, veía.””[44]

Haya concluiría al respecto: “El individualismo ha muerto y todo individualista es burgués o es reaccionario. Hay que acabar con los que no saben sentir su responsabilidad de células dentro de los organismos.”[45]

El caudillo individualista dará muy rápidas muestras de degeneración autoritaria. Muy pronto se descubrirá su personalidad arrogante, prepotente, soberbia y altanera, perceptible, por ejemplo, en el marcado uso oratorio de una primera persona gramatical imperiosa y autosuficiente y en el despectivo trato público conferido a funcionarios estatales e, incluso, ministros de estado. Este comportamiento se encuentra en oposición a lo que debería ser la conducta política del aprismo: “El aprismo, que no es arrogante… no tuvo nunca la forma hipertrofiada de la prepotencia.”[46]

Las desviaciones individualistas se verán rápidamente complementadas por un rasgo adicional: la mediocridad. Podríamos aplicar a este régimen las palabras que Basadre escribiera respecto al de Leguía. El gobierno populista tampoco escapó “salvo excepciones particulares y aisladas, a la ley según la cual los gobiernos despóticos tienden a rodearse de gente mediocre; y, antes bien, había ido eliminando sucesivamente a quienes alcanzaban algún relieve al lado del presidente, del Viracocha, como decíase sin rubor.”[47]

Se cayó así en el defecto de siempre de la política peruana. Al respecto, Víctor Raúl expresó hace casi seis décadas:

“”(El Perú es) un pueblo donde el hombre público se aprovechó siempre, para el logro de sus propósitos, de las más vedadas y simiescas maniobras; donde el arribismo fácil y el fácil acomodo fueron norma y costumbre; donde, por un curioso arte de birlibirloque se facturaron celebridades, se descubrieron genios y se acuñaron portentos; donde para mejor medrar y más resplandecer, se fomentó la ignorancia y se organizó el desorden.””[48]

La improvisación

De acuerdo con Haya de la Torre, el político que quisiera gobernar el país debería acreditar una amplia formación como estadista:

La política contemporánea es política de estadistas. Y el estadista debe ser científico, tecnólogo y probar que ha sido preparado y capacitado para la eminente misión de gobernar, que es una función hoy día, quizá la más difícil de las funciones, sobre todo en los países subdesarrollados.[49]

Sin embargo, Víctor Raúl también percibió que “el Perú, donde no han faltado hombres brillantes en muchas actividades, ha sido siempre uno de los países latinoamericanos más faltos de hombres organizadores, realmente preparados y con efectiva visión política.”[50]

¡Ironías del destino! Precisamente, ése es el caso del nuevo populismo y su caudillo que, como resultado de su desorientación y enfrentados a la acción de gobernar caen, en principio, en el inmediatismo. El nuevo líder “vivirá al día”; se manejará, estrictamente, en el horizonte temporal del inmediato corto plazo. Al respecto, Haya de la Torre explicaría:

“”Además, eso de después se verá es expresión psicológicamente nuestra. Somos idiosincrásicamente imprevisores. En política, como en todo, vivimos al día. El futuro nos interesa como un misterio que ha de irse revelando y desgranando en sorpresas. Jugamos a la lotería porque para nosotros la vida es lotería. Hacer el futuro, trabajarlo, construirlo, proveerlo, no constituyen imperativos de nuestra mentalidad. Cuando tratamos de forjar el futuro, fantaseamos.””[51]

Por esta razón, se le podrían aplicar al caudillo populista las mismas palabras usadas por Basadre para describir a Leguía: “De acuerdo con ese carácter arbitrario de su personalidad, carecía de un criterio profundo en lo que se refiere a las cuestiones políticas y sociales… No se preocupaba tanto de encarar los problemas, sino de encarar las situaciones.”[52]

En conjunción con su inmediatismo, el caudillo populista se ve en la necesidad de desarrollar al máximo el uso del instinto político, a no dudarlo como dispositivo destinado a disimular su falta de preparación:

“”Surge naturalmente el problema de nuestra impreparación. La ausencia de educación política científicamente fundamentada; el exceso de improvisados y de impreparados, o la abundancia de instintivos que con poco sentido de la responsabilidad ,cuando han sido sinceros,, usaron del gobierno como escuela de aprendizaje, como campo de experimentación elemental, tropezando y errando muchas veces, hasta encontrar su propio camino.””[53]

Más aún, en la medida que la función de gobierno se complica, se hace más aguda la recurrencia al “instinto, al “olfato”, a los “buenos reflejos”. Haya de la Torre describió así el proceso:

“”Nuestros gobernantes, a medida que deviene más difícil y complicada la tarea de abrir camino y conducir, tratan de salvar su situación, haciendo del instinto factor decisivo de gobierno. Y el instinto, como impulso indeliberado y primitivo, sólo conduce a la indeliberación y al primitivismo, que son características de nuestras autocracias.””[54]

Francois Bourricaud, por su lado, encontraría esta misma cualidad inspirativa en Belaúnde. Para el sociólogo francés, el caudillo “no es un doctrinario, es un hombre político… Es un empírico inspirado.”[55]

La falsificación política

El 19 de junio de 1904, don Nicolás de Piérola denunció el fenómeno de la desnaturalización política peruana. Hace más de ochenta años, el líder demócrata afirmó: “La causa de los males públicos está encerrada en esta fórmula terrible: instituciones, hombres y cosas, todo ha sido falsificado, no son verdad aquí.”[56]

Con el nuevo populismo, la falsificación política estará a la orden del día. Tal cual predijera Víctor Raúl, el caudillo deberá “crear situaciones ficticias en la realidad del pueblo sujeto a su despotismo para lograr estabilizarse en el poder que detenta.”[57]

Si usáramos la terminología de Jorge Basadre, tendríamos que reconocer que ha surgido un tercer Perú. Al país legal y al país profundo se ha unido ahora el país del falaz discurso populista, que no soporta contraste alguno con la realidad. Un Perú mítico y de ensueño imperará en las charlas del líder populista. Señalaremos dos ejemplos de este Perú discursivo.

El primero de ellos se refiere a la veracidad de la famosa tesis acerca de la deuda peruana.

En el Perú del discurso se proclamará que el país sólo dedicará el diez por ciento del valor de sus exportaciones para el servicio de su deuda externa; en la realidad se pagará más del cincuenta por ciento de estas como servicio y luego se efectuarán malabares contables para probar ante el pueblo el “cumplimiento” de la promesa. Con este fin no entrarán a la cuenta del diez por ciento los pagos a otros países latinoamericanos; los egresos destinados a organismos de la región; los adeudos cancelados en especie y los pagos por deuda de corto plazo, entre otros. Así, con las cuentas del Gran Bonetón en funcionamiento, cualquier país “paga” el diez por ciento del valor de sus exportaciones como servicio de su deuda.

Un segundo ejemplo está vinculado a los luctuosos sucesos de los penales ocurridos en junio de 1986. Ante esos hechos, en el Perú del discurso se afirmará que la masacre fue un acto inhumano, originado por excesos en la acción de las fuerzas represivas. El proceder real sería otro: se trataría el asunto como si nada grave hubiera sucedido, olvidándose que antes se declaró, para los titulares periodísticos, “o se van ellos o me voy yo”.

Afortunadamente, estos juegos de palabras tienen sus limitaciones, sea que se comparen con la realidad diaria o con la etapa auroral del aprismo. Como decía Bourricaud, refiriéndose a Belaúnde, en párrafo aplicable al nuevo líder populista:

“”Su aptitud para eludir las opciones, su consumado arte para manejar imágenes arrebatadoras, lo expone al doble reproche de sincretismo y de inconsistencia; una habilidad demasiado constante y demasiado previsora puede acabar por irritar e inquietar a quienes perciben muy bien la mano del artista y los trucos del mago.””[58]

Un segundo mecanismo para influir en la sociedad está vinculado al uso del bluff, es decir la necesidad que tiene el caudillo de recurrir a propaganda basada en falsedades. Muchas veces el bluff se instrumentalizaría a través de la utilización de oportunas y múltiples cajas de resonancia.

La historia del Perú nos demuestra que las cajas de resonancia se compran. Uno de los maestros indiscutibles en este tipo de transacciones sería Leguía. Haya de la Torre lo analizó a fondo y reflexionó sobre su conducta en Construyendo el aprismo. Las mismas palabras que Víctor Raúl pronunció en 1930 pueden ser aplicadas a cabalidad al caudillo populista de hoy que “compra y a bajo precio, porque en eso sí que es un gran comerciante, políticos peruanos. ¡Qué gran mercader de esclavos habría sido ese hombre en los tiempos de la Colonia! ¡Tasa y rebaja mercadería humana, como nadie! Al número ya crecido de políticos comprados por él, se une ahora, buen número de intelectuales, de periodistas, de militares, etc.”[59]

Acerca del bluff, Haya tendría una percepción bastante nítida: “Nosotros no debemos olvidar las palabras de aquel sincero norteamericano que confesaba, que el secreto de la fuerza yanqui, en todos los órdenes, radicaba en que su actividad era cincuenta por ciento bluff y cincuenta por ciento realidad.”[60]

Empero, en conclusión que compartimos, afirmaría: “vivir sólo de bluff o de la propaganda no es posible.”[61]

La inmoralidad

Muy rápidamente, el gobierno populista incurriría en inmoralidad. Las acusaciones de deshonestidad se multiplicarían en todo el país. Se acusaría la comisión de alegres licitaciones y la utilización de la publicidad estatal en provecho personal. Se pondría en el tapete la existencia de planillas salariales secretas. Por su lado, diestros en la práctica del arte de la supervivencia a través de diversas administraciones, picaros funcionarios públicos seguirían haciendo de las suyas, secundados por oportunistas recién llegados. Deudores crónicos del sistema bancario debutarían o reaparecerían como autoridades financieras. Comprobando cuán verdaderas resultaron las advertencias de Haya de la Torre y Seoane respecto a los abogados, aparecerían algunos de ellos vinculados a escandalosos negociados con narcotraficantes o empresas en situación de falencia económica. Quien denunciare la inmoralidad ,sea la Contraloría General de la República o representantes parlamentarios, serían desautorizados con múltiples argumentos y epítetos.

Tal cual sucediera con Leguía, resulta indudable que la inmoralidad al interior del gobierno sería promovida indirectamente por la conducta caudillista. Contribuyeron a la generación de la inmoralidad populista, utilizando las palabras que Basadre aplicase al dictador del oncenio, “su ambición mimada y exacerbada, la situación privilegiada de los que con él compartían el poder, la malla cada vez más densa de los intereses creados alrededor de su régimen, la aparente atonía del país.”[62]

Víctor Raúl afirmaría que esta situación, en sí misma, sería penosa y degenerativa: “Cuando la juventud presencia el espectáculo de un país desorganizado, desmoralizado y vendido, la juventud no puede aprender sino una lección de desesperanza.”[63]

Haya siempre pensaría que no podría haber progreso sin moral: “Un sistema de moral, es siempre el respaldo de todo progreso. Ejemplos vivos de esa moral, son indispensables para la educación.”[64] Recordó además que “los pueblos no se educan únicamente en las escuelas, colegios o universidades, se educan primordialmente en el ejemplo. La moralidad gubernativa es una de las enseñanzas fundamentales que deben darse a un pueblo.”[65]

La conducta

El mensaje de apertura y compromiso con todos permite al populismo influir sobre amplios sectores de la población. Sin embargo, esto no basta. Debe garantizarse también la imposibilidad que se produzcan roces o reacciones contrarias en los grupos de poder e instituciones que juegan roles fundamentales en la escena política nacional. Por todos los medios debe impedirse la ocurrencia de fricciones con grupos de presión que podrían hacer peligrar los objetivos personalistas de “subir” y “durar”.

Conducta frente a los grupos de poder económico

A poco de iniciado el régimen populista, un conocido editorialista, representativo de los intereses de las clases dominantes, proclamó en el diario Expreso la muerte de la derecha en el Perú. ¿Es esto verdad? De ninguna manera. La derecha sigue copando el poder a través de sus representantes e, incluso, de algunos que sin serlo no se percatan que contribuyen al cumplimiento de sus designios. La derecha ha muerto, ¡viva la derecha! fue lo que le faltó expresar al lapidario escribiente.

La mayor prueba de esta afirmación la podemos encontrar en el comportamiento de los grupos de poder económico. Como se sabe, éstos sólo demuestran preocupación frente a tendencias políticas que puedan afectar sus intereses. En tanto los objetivos del populismo no aspiran impulsar procesos de reforma o revolución, los grupos de poder económico supieron adaptarse con eficacia y rapidez al nuevo liderazgo político.

En los años sesenta, Bourricaud recordaría muy bien la indiferencia de los grupos de presión frente a los políticos que respeten las reglas de juego del libre cambio:

“”Para el grupo de La Prensa poco importa, en resumidas cuentas, que la primera magistratura sea ejercida por éste o aquél, siempre que se preserven los buenos principios y que se garanticen las libertades necesarias (principalmente, si no exclusivamente, la libertad de circulación de las mercancías y de los capitales).””[66]

Últimamente, el gobierno populista se inclinó hacia la concertación con la burguesía nacional, representada por el conjunto de los doce apóstoles empresariales. Se olvidó así lo explicado por Haya de la Torre en relación con el tema: “Con la oligarquía no podemos estar jamás de acuerdo, nunca lo estuvimos, pues fuimos nosotros los primeros en señalar la necesidad de un cambio económico y social en el Perú.”[67]

Conducta frente a las fuerzas armadas

Además de los grupos de poder económico, el populismo considera deparar un especial tratamiento a las fuerzas armadas ,obviamente en especial al ejército, en tanto la intervención de estos institutos en política puede cortar las aspiraciones de retención del poder. Por eso Bourricaud señalaría refiriéndose al caudillo populista: “Para asegurar plenamente sus retaguardias… se aplicará a ganarse simpatías en el ejército.”[68]

Ya en los años ochenta, esta cuidadosa conducta tendrá que aceptar la continuación de la política antisubversiva del régimen belaundista, la misma que en su momento fuera denunciada por basarse en la práctica del terror para combatir el terror y por su persistente violación de los más elementales derechos del hombre. Existen motivos más que suficientes para presumir que se sigue incurriendo en excesos represivos en la zona de emergencia, como detenciones sin mandato judicial, desapariciones de personas previamente apresadas, torturas, asesinatos, vejaciones y amenazas de distinto tipo en contra de la seguridad personal.

La masacre de Accomarca, tan incomprensible como el mismo hecho que sus autores intelectuales y materiales hayan visto desvanecer su responsabilidad ante la colectividad, es una muestra cabal de la persistencia de la irracionalidad en el combate contra la guerrilla. Frente a esta política de exterminio antisubversivo y, específicamente, en referencia a lo sucedido en Accomarca, el ministro de guerra de ese momento declaró al oficial al mando de las operaciones fatales como un defensor calificado de la democracia. Ningún otro miembro del gobierno desmintió la aseveración.

Si los anteriores excesos ocurren con el nuevo régimen no es factible pensar en la sanción de los abusos ya cometidos ni en la defensa de los derechos ciudadanos conculcados. Debe evitarse el surgimiento de descontentos al interior de la fuerza armada. Ellos pueden poner en tela de juicio para el populismo la posibilidad de retener el poder…

Empero, con su comportamiento frente a la guerrilla, el gobierno atentó directamente contra el pensamiento de Víctor Raúl. Hace muchos años, éste había advertido que los fenómenos políticos y sociales que parten de un basamento económico reconocido no pueden ser afrontados con el uso de la represión, toques de queda o estados de emergencia. Por el contrario, la aplicación de la fuerza conduciría obligadamente al fracaso:

“”Es absurdo pretender resolver las crisis sociales cuyas causas son económicas usando la fuerza. El concepto del orden social basado en la fuerza es anticuado y negativo. El orden social se consigue por el orden económico. El orden de un cuartel se puede conseguir simplemente por la fuerza. No así el orden de un país. Nada es más peligroso que aplicar el criterio del gobierno de un cuartel, al del gobierno de un estado. El fracaso, tarde o temprano, será inexorable. Tanto más tarde, tanto peor.””[69]

Además, Víctor Raúl se hubiera opuesto a la posibilidad que el Partido (y hoy el gobierno) pudiera responder a la violencia con violencia, cayendo en el terreno de la barbarie:

“”El civilizado que cae en manos de una horda de salvajes, se defiende pero no se salvajiza, y si es su víctima, comprenderá fácilmente que es la inferioridad de sus victimarios la que ha determinado tal acto. Me parece que nosotros estamos y debemos estar en un nivel superior al de la barbarie que trata de victimarnos; por esto, sin dejar de ser enérgicos y firmes, debemos evitar el barbarizarnos, lo que sería olvidar la misión civilizadora del Partido. Todo esto me parece fundamental para quien aspire a ser un verdadero compañero, y todo esto debe ser, también, objeto y norma de nuestra constante enseñanza.””[70]

Para Haya de la Torre, la única manera de enfrentar este tipo de problemas es revolucionariamente, en otras palabras, acometiendo las grandes tareas de la liberación nacional y la emancipación de las clases trabajadoras, en un marco de pleno respeto a los derechos humanos:

“”Por encima de los caudillismos, por encima de las ambiciones, por encima de los caciques, nosotros queremos un movimiento caudaloso de fe y de exigencia de los derechos humanos que sean los que normen la nueva vida de un Perú completamente liberado de todo aquello que significó opresión e injusticia.””[71]

Respecto a la responsabilidad de la represión gobiernista, valdría la pena recordar algunas palabras de Víctor Raúl, válidas en este momento: “Quien asesina a estudiantes y obreros, no sois vosotros, soldados, que obráis bajo el terror: es el tirano sombrío que se esconde ahí.”[72]

Finalmente, debe hacerse una mención acerca de la creación del ministerio de defensa. En apariencia, la presentación de este proyecto abonaría en contra de lo sostenido en líneas precedentes; en realidad, sólo confirmaría la tesis ahí sustentada.

La iniciativa fue sugerida con la atractiva finalidad de minimizar la posibilidad de ocurrencia de golpes de estado por la puesta en práctica de la racionalización de la dirección de la fuerza armada y la transferencia a la civilidad de poderes concentrados en su comando conjunto. Empero, la propuesta del ministerio de defensa fue extraída de debajo de la manga ,al igual que la iniciativa regionalizadora, con el verdadero propósito de recomponer el apoyo político para el gobierno, bastante mellado por el asalto a las universidades, la puesta en circulación del Informe de Amnesty International sobre los hechos de los penales y el deterioro de la situación económica. Se desvió así la atención de la opinión pública al tratamiento de un asunto cuya prioridad de discusión era ínfima en comparación con otros problemas de vital importancia para el país.

Lograda la adhesión del principal y más estratégico cuerpo de los institutos armados y con la velada oposición de los otros dos, la creación ministerial saldría adelante, no sin antes soportar algunos “conatos” de rebelión aérea adecuadamente publicitados. Cumpliría así a plenitud la tarea para la que se le había diseñado: unir a la civilidad en la “defensa de la democracia frente al golpismo”. Todos respaldarían al gobierno; nadie se acordaría ni de universidades ni de cárceles.

Empero, a propósito de estos hechos, valga la oportunidad para expresar algunas impresiones en cuanto al rol futuro de la fuerza armada y la posibilidad de llevar adelante un verdadero proceso de transformación en el país. Como se sabe, de acuerdo con Víctor Raúl, una cabal revolución tiene que hacerse actuando contra dos fuerzas poderosísimas: el imperialismo y la dominación económica interna. Si ellas logran el apoyo de las fuerzas armadas ,lo cual casi siempre fue el caso del Perú, la viabilidad efectiva de la revolución es muy reducida.

De ahí la necesidad de ganar a los militares para la perspectiva del cambio social. La experiencia histórica ,Velasco, demuestra que esto puede ser posible. Un amplio programa de creación de conciencia y diálogo sobre la realidad nacional debe vinculara civiles y militares patriotas. Si se lograra tener éxito en esta tarea, no sólo no habría golpes de estado sino que, además, habríamos eliminado uno de los más serios escollos para el triunfo de la revolución en el Perú.

Conducta frente a la Iglesia Católica

Con referencia a la Iglesia Católica, ésta constituye un importante factor de formación y canalización de la opinión pública que debe mantenerse bajo control. No sólo menciones retóricas a la ayuda de Dios o visitas al Papa sirven para este propósito. También será menester expresar identidad de propósitos con la institución eclesiástica, como lo detectaba Bourricaud: “Lo que acaba de tornar completamente tranquilizadoras las intenciones sociales (del caudillo) es que ellas coinciden con las enseñanzas de la Iglesia Católica, por lo menos con las más recientes cartas pastorales del episcopado peruano.”[73]

Conducta frente a los trabajadores

En El Antimperialismo y el APRA, Víctor Raúl afirmó con claridad que el Partido debería representar a las masas trabajadoras:

“”El APRA debe ser el auténtico partido representativo de las masas trabajadoras, a las que debe unificar en un gran frente. No nos interesa que los trabajadores pertenezcan a organizaciones rojas o amarillas, políticas o apolíticas. Nos interesa que sean trabajadores y que nos ayuden a dar fuerza al gran frente único antimperialista.””[74]

El presente régimen, en vez de adoptar como suyas las palabras de Víctor Raúl, dispensaría a los trabajadores el mismo trato extraño, prescindente y represivo demostrado por los tradicionales gobiernos de derecha.

Previsoramente, desde la misma campaña electoral, el populismo evitaría identificaciones precisas con demandas de las clases trabajadoras que pudieran ser reclamadas posteriormente. Esa sería la razón por la cual el compromiso personal del gobernante sería lato: “con el Perú y con todos los peruanos”.

Ya en el poder, los trabajadores seguirían siendo los malos de la película, merecedores del castigo de la autoridad. Las huelgas seguirían siendo declaradas ilegales y los dirigentes laborales tildados de agitadores sociales en busca de la desestabilización de la democracia. Distintos miembros del gobierno populista atacarán a las “cúpulas” sindicales y desarrollarán cerradas apologías del orden y el principio de autoridad que harán recordar la defensa de la insurrección trujillana hecha en 1932 por el prefecto revolucionario Agustín Haya de la Torre. La policía, ya reorganizada, reprimirá sin misericordia a humildes trabajadores por el delito de exigir la recuperación de sus perdidos niveles salariales o la reapertura de sus fábricas, cerradas fraudulentamente por malos empresarios.

El populismo es capaz de efectuar colectas de beneficencia por los niños del Perú mientras, en forma simultánea, persigue, maltrata y trauma a indefensos infantes que junto a sus padres mineros, pobladores de pueblos jóvenes o invasores reclaman su derecho constitucional a vivir una vida digna de seres humanos.

¿Existiría el aprismo o tendría una historia heroica de saber sus fundadores que la transformación que se llevaría a cabo, una vez en el gobierno, sería la revolución del papel sellado y del horario de verano, del balconazo y de los desfiles de modas? ¡Cuántos apristas no hubieran muerto en Chan Chan si hubieran podido intuir lo que se diría y haría a partir de 1985!

Haya de la Torre, en 1946, criticaría duramente esta actitud:

“”Así, la política de nuestro gran Partido, ha sido política de respaldo de todas las reivindicaciones de los trabajadores y lo sabe muy bien la clase obrera. No hemos participado en esa sutileza alarmista de creer que muchas huelgas ponían en riesgo la tranquilidad pública. No estoy de acuerdo. Creo que un espíritu de cooperación y solidaridad ha hecho que espontáneamente los trabajadores que tenían firme y clara conciencia política de su misión, como ciudadanos, hayan pedido lo que sólo la conciencia y la justicia les imponía pedir.””[75]

Con tales palabras, Víctor Raúl no haría sino confirmar una conducta política seguida desde la fundación del Partido. Recuérdese, por ejemplo, la respuesta del dirigente aprista Manuel Arévalo cuando en el Congreso Constituyente de 1931 el oficialismo adujo que la agitación laboral amenazaba la institucionalidad democrática:

“El señor Fuentes Aragón , Las instituciones se hallan amenazadas; está amenazado el orden social.
El señor Arévalo , ¡La eterna mentira de los defensores de toda tiranía ha sido ésa!”[76]

Es sensible que un gobierno que debió haber sido distinto a los anteriores se valga de los mismos argumentos utilizados secularmente en su defensa por los regímenes de derecha. Si el gobierno populista persiste en su política anti-laboral, la respuesta que debe esperar de los trabajadores no se hará esperar mucho tiempo. Víctor Raúl ya lo advirtió en 1923: “La solidaridad de los trabajadores se ha hecho cada vez más fuerte en el Perú, en nombre de las justas ventajas de la acción directa sindical y de las sangrientas represiones con que frecuentemente ha respondido la clase capitalista al menor reclamo del proletariado.”[77]

LA ACCIÓN FUTURA DEL APRISMO

¿Qué puede hacer el Partido de Víctor Raúl frente a situación tan extraña como la de ser sustento de un gobierno “aprista” realmente no aprista? En otras palabras, ¿cómo dejar atrás el populismo e iniciar el camino de la transformación social? Obviamente, existen algunas tareas fundamentales que deberían ser desarrolladas.

La primera de ellas se puede resumir en tomar conciencia del equívoco y limitado carácter populista del régimen, el mismo que se encuentra totalmente desvinculado de la matriz del pensamiento de Haya de la Torre expuesta en los capítulos previos de esta obra. A este respecto sería muy útil que el Partido promoviere un amplio debate sobre los problemas del gobierno y la crisis del populismo. Valdría la pena recordar el reto de Víctor Raúl:

“”Sería muy interesante someter a los dirigentes políticos del Perú a una controversia pública sobre los problemas fundamentales del gobierno. Nuestro Partido ha planteado esta demanda a todos los hombres que dirigen o que pretenden dirigir. Nosotros no creemos que somos poseedores de la verdad absoluta, pero estamos listos a discutir en el terreno de los principios con los hombres y grupos que nos oponen. Justamente es lo que pedimos: discusión libre de los problemas nacionales ante la Nación misma.””[78]

Además, debería abandonarse el ajuste táctico que ha regido la vida partidaria en los últimos treinta años. El APRA es la Alianza Popular Revolucionaria Americana. La revolución social es la razón de ser del aprismo; a ella se debe el Partido y se debería deber el gobierno. Solamente transformando este Perú nuestro se podrá cumplir con los postulados ideológicos y programáticos que dieron origen al Partido, a sus luchas y sacrificios. El gran objetivo aprista se puede condensar en un solo concepto: la revolución: “Revolución como transformación fundamental en el orden económico y social es la obra que nosotros queremos realizar, obra difícil antes y después de la toma del poder.[79]

La renuncia al ajuste táctico no significaría desmerecer la necesidad de asegurar la vigencia de regímenes respetuosos de los derechos humanos. El Partido debe defender las libertades democráticas sin perder de vista que su meta política es la transformación revolucionaria del Perú.

Debe quedar claro, asimismo, que la aspiración de retomar una perspectiva revolucionaria no podrá realizarse con un Partido Aprista convertido en apéndice del populismo gubernativo. Por el contrario, el PAP debe recobrar su personalidad y fortalecerse si de veras quiere aportar en el proceso de conducción de la revolución social que delineó Haya de la Torre. De ahí la importancia de difundir la ideología, conocer el programa, formar los cuadros y retomar los valores originales de fraternidad; de fe, unión, disciplina y acción; de nada por mí, todo por un nuevo Perú, justo y libre, como predicaba el Código de la Federación Aprista Juvenil.

La recuperación del PAP implica que el aprismo debería retomar su identidad ideológica y programática, ocultada por el ajuste táctico y su actual expresión populista.

El proceso de ideologización es requisito indispensable para liquidar la desviación presente. Ésta sólo puede perdurar en los marcos de un Partido en el que amplios sectores de su militancia carecen de formación doctrinaria.

A fin de poder cumplir con el anterior requerimiento, se exige reestablecer la disciplina ideológica del Partido, es decir la base económica del programa aprista. El PAP, por tanto, debe reflejar en su composición militante y directriz la presencia de las clases explotadas, en el orden de reivindicación señalado por Víctor Raúl: primero, el campesinado; luego el proletariado y finalmente las clases medias. Dicho en otras palabras, la mesocracia debe ser desplazada de la hegemonía política dentro del frente único; las clases productoras deben recuperar su papel dirigente.

En forma paralela, el PAP debe recuperar su combatividad original, desterrándose el inmovilismo social en que ha caído, reorganizándolo a fin de lograr su más activa presencia en las luchas por la defensa de los intereses populares. Como dijera Seoane:
“”Nosotros somos una generación beligerante y combativa, una generación que empuña banderas de reivindicación y, consiguientemente, somos una generación de lucha. Nosotros no traemos la generosidad. Somos una generación fanática de la justicia. Y en lugar de la generosidad, sentimiento debilitante, que permite el contrabando de todas las claudicaciones, nosotros tenemos un criterio definido y firme de realización de la justicia.””[80]

La acción futura del PAP debe basarse en el cultivo de las fuerzas morales propias del aprismo:

“”Si fijamos desde ahora estas fuerzas morales que deben servirnos de basamento, el Partido no sólo podrá cumplir su tarea con más facilidad y prontitud, sino que evitará muchos posibles conflictos posteriores. Hay que asentar, lo más firmemente que se pueda, estos principios afirmativos para evitar que la vida de nuestro Partido y su formidable cohesión ,en nuestro país, se sostengan sobre aquellos peligrosos y usuales factores negativos (deseo de venganza, ansia de provecho individual, de sensualidad, de dominio, etc.).””[81]

Finalmente, debe insistirse en que mucho del éxito que pueda obtenerse en este esfuerzo dependerá de la inteligencia con la que la dirección del movimiento aprista sepa traducir en decisiones políticas las aspiraciones de transformación de las mayorías populares, por más intuitivas o imprecisas que éstas aparenten ser.

Como militantes de un Partido con larga ejecutoria de lucha tenemos que trabajar con tesón y esperanza para que la rectificación se produzca. El deber militante impone evitar que el presente régimen fracase y se desperdicie la oportunidad que la historia deparó al Partido y no a un aprendiz de caudillo. El APRA debe cumplir el compromiso transformador que es su razón de ser original. Nuestra tarea consiste en impulsar desde las bases la rectificación de esta línea de acción política, reemplazándola por una concepción real de cambio social, acorde con los postulados ideológicos y doctrinarios del aprismo.

De no corregir su desviación populista, el fracaso del gobierno lo hará formar parte del pasado vergonzante contra el cual insurgiera el aprismo. Contra esa posibilidad debemos mantener enhiestos nuestros ideales, pues “el deber del hombre de guerra, del revolucionario, del aprista, es mantener en alto su moral de luchador, hoy, mañana y toda la vida. Toda flaqueza, todo remordimiento, todo abandono a la desesperación o a la cobardía afecta o rompe la moral del hombre de lucha y da, indefectiblemente, una victoria fácil al enemigo.”[82]

Tengamos fe. Finalmente el aprismo, como doctrina, como programa y como línea directriz vencerá. Como dijera Víctor Raúl:

“”Todo lo que hemos visto y todo lo que vemos en el escenario de nuestra vida política, ha de pasar. El diario inglés The Manchester Guardian, ha calificado duramente nuestros recientes episodios, como interludios de una ópera bufa. Para nosotros más que cómico, el espectáculo es trágico, pero debemos estar seguros de que tendrá su fin… El aprismo, a pesar de todos los obstáculos, cumplirá en el Perú su tarea histórica.””[83]

Notas

[1] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 481.[2] Véase Víctor Raúl Haya de la Torre, El antimperialismo y el APRA en Obras completas, Volumen 4, pp. 181-182.[3] Véase Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 189.[4] Hoy se discute mucho sobre la posibilidad de retorno de Townsend al Partido Aprista. Es paradójico: lo que se estaría buscando con la reincorporación de este político ,indiscutiblemente ganado por las fuerzas de la derecha, sería volver a utilizar su figura, esta vez para cerrar el paso a pre-candidaturas presidenciales para las elecciones de 1990 no compartidas por el caudillo populista.[5] En 1962, 1963, 1978 y 1980, las proporciones de votos válidos obtenidos por el PAP fueron 32.98%, 34.36%, 35.34% y 27.61%, respectivamente.[6] Francois Bourricaud, Poder y sociedad en el Perú contemporáneo, Editorial Sur, S. A., Buenos Aires, 1967, pp. 254 y 260. El capítulo cuarto de la segunda parte de este best-seller analizó la política de Acción Popular y de su jefe, el arquitecto Belaúnde.[7] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 255.[8] Jorge Basadre, Perú: problema y posibilidad, Consorcio Técnico de Editores. S. A., Lima, 1984, p. 46.[9] Jorge Basadre, ob. cit., p. 187[10] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 232[11] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 462.[12] Celso Furtado, Subdesarrollo y estancamiento en América Latina, Editorial Universitaria de Buenos Aires, Buenos Aires, 1966, p. 25.[13] Víctor Raúl Haya de la Torre, Y después de la guerra ¿qué? en Obras completas, Volumen 6, p. 208.[14] Víctor Raúl Haya de la Torre, Discursos en Obras completas, Volumen 5, p. 403.[15] Celso Furtado, ob. cit., p. 26.[16] Jorge Basadre, ob. cit., p. 176.[17] Ibid., pp. 176-177.[18] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 231.[19] Ibid., p. 254.[20] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 457.[21] Víctor Raúl Haya de la Torre, Y después de la guerra ¿qué? en Obras completas, Volumen 6, p. 208.[22] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 457.[23] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 472.[24] Ibid., p. 472.[25] Las anteriores palabras no deben ser malentendidas. Sin lugar a dudas, excluyen la posibilidad sectaria de ver en cada militante aprista un empleado de la administración pública.[26] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 472.[27] Manuel Seoane, Izquierda aprista, Okura Editores, S. A., Lima, 1984, p. 127.[28] Víctor Raúl Haya de la Torre, Cartas a los prisioneros apristas en Obras completas, Volumen 7, p. 212.[29] Víctor Raúl Haya de la Torre, El proceso Haya de la Torre en Obras completas, Volumen 5, pp. 322-323.[30] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 255.[31] Ibid., p. 238.[32] Ibid., pp. 244 y 247.[33] Ibid., p. 236.[34] Ibid., pp. 244 y 259.[35] Celso Furtado, ob. cit., p. 25.[36] Víctor Raúl Haya de la Torre, El proceso Haya de la Torre en Obras completas, Torno 5, p. 227.[37] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 228.[38] Víctor Raúl Haya de la Torre, Y después de la guerra ¿qué? en Obras completas, Volumen 6, p. 208.[39] Francois Bourricaud, ob. cit., pp. 255 y 259.[40] Ibid., p. 233.[41] Ibid., pp. 233 y 254.[42] Ibid., pp. 234 y 235.[43] Jorge Basadre, ob. cit., p. 177.[44] Víctor Raúl Haya de la Torre, Testimonios y mensajes en Obras completas, Volumen 1, p. 359.[45] Víctor Raúl Haya de la Torre, Por la emancipación de América Latina en Obras completas, Volumen 1, p. 20[46] Víctor Raúl Haya de la Torre, Discursos en Obras completas, Volumen 5, p. 403.[47] Jorge Basadre, ob. cit., p. 188.[48] Víctor Raúl Haya de la Torre, El proceso Haya de la Torre en Obras completas, Volumen 5, pp. 229-230.[49] Víctor Raúl Haya de la Torre, Discursos en Obras completas, Volumen 7, p. 385.[50] Víctor Raúl Haya de la Torre, ¿A dónde va Indoamérica? en Obras completas, Volumen 2, p. 215.[51] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 210.[52] Jorge Basadre, ob. cit., p. 46.[53] Víctor Raúl Haya de la Torre, ¿A dónde va Indoamérica? en Obras completas, Volumen 2, p. 193.[54] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 208[55] Francois Bourricaud, ob. cit., pp. 232 y 237.[56] Registrado en Jorge Basadre, ob. cit., p. 152.[57] Víctor Raúl Haya de la Torre, Construyendo el aprismo en Obras completas, Volumen 2, p. 35.[58] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 254.[59] Víctor Raúl Haya de la Torre, Construyendo el aprismo en Obras completas, Volumen 2, p. 25.[60] Víctor Raúl Haya de la Torre, ¿A dónde va Indoamérica? en Obras completas, Volumen 2, p. 229.[61] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 230.[62] Jorge Basadre, ob. cit., p. 187[63] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 477.[64] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 477.[65] Ibid., p. 476.[66] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 232.[67] Víctor Raúl Haya de la Torre, Discursos en Obras completas, Volumen 7, p. 442.[68] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 249.[69] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Torno 2, p. 471.[70] Víctor Raúl Haya de la Torre, Cartas a los prisioneros apristas en Obras completas, Volumen 7, pp. 212-213.[71] Víctor Raúl Haya de la Torre, Discursos en Obras completas, Volumen 7, p. 495.[72] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 481.[73] Francois Bourricaud, ob. cit., p. 248.[74] Víctor Raúl Haya de la Torre, El antimperialismo y el APRA en Obras completas, Volumen 4, p. 142.[75] Víctor Raúl Haya de la Torre, Testimonios y mensajes en Obras completas, Volumen 1, p. 309.[76] Congreso Constituyente de 1931, Diario de los Debates, Empresa Editora La Opinión, S. A., Lima, 1932, Volumen I, p. 641.[77] Víctor Raúl Haya de la Torre, Por la emancipación de América Latina en Obras completas, Volumen 1, p. 25.[78] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, p. 462.[79] Víctor Raúl Haya de la Torre, El proceso Haya de la Torre en Obras completas, Volumen 5, p. 261.[80] Manuel Seoane, ob. cit., p. 132.[81] Víctor Raúl Haya de la Torre, Cartas a los prisioneros apristas en Obras completas, Volumen 7, p. 212.[82] Víctor Raúl Haya de la Torre, ob. cit., p. 245.[83] Víctor Raúl Haya de la Torre, Pensamientos de crítica, polémica y acción en Obras completas, Volumen 2, pp. 473-474.

© César Vásquez Bazán, 2006
Todos los derechos reservados
Mayo 15, 2006

Ver artículo…
Fuente Artículo


Consulte Información en Politiqueria No solo a Monse








Politica Peruana